miércoles, 3 de octubre de 2012

Que el otoño no os deprima


Parece que llega el otoño por fin a nuestras casas, los días ya son mucho más cortos y parece que el sol no quiere madrugar para llenar de luz y energía todo lo que nos rodea. Por si fuera poco los datos del paro que conocimos hace sólo unos días no son muy halagüeños, quizá por eso la gente anda un poco triste estos días, ¡cómo vamos a salir adelante!, ¡esto no tiene fin!, en fin, toda clase de comentarios negativos y pesimistas.

En fin, es verdad  que el país está patas arriba, nos lo han dejado irreconocible, pero no nos podemos dejar vencer por el desaliento, sé que hay veces que uno no siente ganas ni de levantarse por las mañanas, ¡total para lo que hay que hacer! Pero eso es una equivocación, precisamente porque están las cosas como están hay que emplear más energía y determinación para lograr lo que nos hayamos propuesto, ya sea salir del paro, o simplemente iniciar una vida mejor. No es verdad que esté todo perdido, siempre hay algo a lo que aferrarse para salir adelante, lo mejor de nosotros seguro que está aún por salir, y nos tenemos que agarrar con fuerza a nuestra esperanza para poder seguir viviendo con ilusión.

Los días son muy largos cuando no trabajas, es cierto, por eso yo los lleno con un montón de cosas que llenan ese vacío, con libros que leer, cartas que escribir, amigos a los que ayudar, un coro en el que de vez en cuando hasta afino. En fin, no me canso de hacer cosas, he hecho un montón de cursos, y no me cansaré de hacerlos, y como he descubierto que me gusta mucho estudiar me he matriculado en la UNED para hacer el grado de Estudios ingleses, algo que llevaba mucho tiempo pensando, pero que no me terminaba de decidir, mira ahora quizá sea el mejor momento para hacerlo. Hace un par de días me llegaron algunos libros, y para mi sorpresa descubrí cuando me puse a estudiar que era muy fácil, supongo que mis años en Inglaterra me dan una ventaja especial, ¡menudo subidón!

Todas las mañanas cuando me levanto, pienso que quizá hoy será el día, y pongo todo de mi parte para que así sea, y aunque no llegue esa llamada no me doy por vencida, porque sé que soy una persona increíble y que algún día alguien verá todo lo bueno que hay en mí. Disfruto de la vida que me han dado, y me esfuerzo para que mis días tengan algún sentido, no tengo tiempo de aburrirme, ¡con tanto que estudiar!

Supongo que éste será el sentir de muchas de las personas que leéis mi blog, estáis cansados y quizá ya si motivación, por eso escribo estas líneas, para que tengáis un poco de ánimo. Todo pasa, no hay mal que cien años dure, o como decían antiguamente “alfa y omega”, “todo tiene principio y final” No perdáis la esperanza, sin ella no somos nada, y sin ilusión tampoco.
Daos algún capricho, si podéis, yo por poner un ejemplo la semana pasada me compré un vestido precioso en una tienda del barrio de La Calzada, y me queda de maravilla, algo que ayuda a sentirse mejor.

Así que amigos que el otoño no os deprima, y para demostrar que también esta estación puede ser preciosa y especial, os dejo con Vivaldi y El Otoño, una obra de arte, ¿no os parece?



PD, como también me entretengo escribiendo este blog, y otro para mi amiga Ana, que tiene una tienda de té y siempre me ha animado un montón, si queréis podéis echarle un vistazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario