martes, 31 de diciembre de 2013

Feliz 2014

Hoy 31 de diciembre despedimos el 2013, un año que ha sido complicado para muchas personas, ya que no podemos olvidar que seguimos viviendo una de las peores crisis económicas de todos los tiempos, y son muchos los que no tienen nada a lo que aferrarse para tener esperanza en el futuro. En mi caso ha sido un año lleno de nuevas aventuras, como mi regreso a la universidad, algo que me daba mucho miedo al principio, pero que luego resultó ser la mejor decisión que haya tomado en mucho tiempo. Ha sido un año con alegrías y tristezas, quizá porque la vida se compone precisamente de penas y alegrías. He despedido a dos personas muy importantes en mi vida, pero también han llegado a ella personas maravillosas, que me colman de felicidad.

Dentro de unas horas despediremos el 2013 y daremos la bienvenida
 al 2014, que todos vuestros sueños se hagan realidad
Hace poco hablaba de la importancia de los amigos en nuestras vidas, y este año que hoy despedimos ha sido sin duda el año en el que más amigos se han unido a mi vida. Juntos hemos vivido momentos de nervios en época de exámenes, para después brincar de alegría con las notas. También hemos gritado al unísono que no queremos ser portada de los lunes al sol, y nos hemos apoyado los unos a los otros, como hacen los amigos de Parejas Orientadoras. Algunos amigos especiales me han acompañado en mis paseos por Gijón, aportando serenidad y tranquilidad a mi a veces turbulenta existencia. Y hay amigos que han estado apoyándome desde la distancia para que poco a poco vaya creyendo en mi misma, y vaya descubriendo el camino que me llevará a vivir algo maravilloso en un futuro tal vez no muy lejano. 


Podría hablaros de mis propósitos de año nuevo, son muy simples, quiero que mi carrera en la universidad siga como hasta ahora, para lo que me propongo seguir estudiando con la misma tenacidad que el año pasado. También me gustaría empezar a dar clases de inglés a niños, y seguir escribiendo en este blog que tanto me está ayudando a crecer. Otro de mis propósitos es seguir rodeada de buenas personas, como todos vosotros, que no habéis dejado de apoyarme ni un segundo y estáis ahí para lo bueno y para lo malo. Algunos estáis muy cerca, así que no tengo más que llamaros para que acudáis raudos a mi vera. Otros estáis en las redes sociales, pero hay que decir que sois igual de diligentes a la hora de mostrarme vuestro cariño y apoyo.

Para todos vosotros es mi último post del año, que el 2014 os colme de bendiciones, que se cumplan todos vuestros sueños, y que pase lo que pase sigamos unidos, porque ya sabéis que la unión hace la fuerza. Como bien han dicho los amigos de No quiero ser portada de los lunes al sol, con muy poco se puede crecer mucho, yo estoy creciendo mucho más de lo que pensaba y en parte es gracias a vosotros por estar ahí.

Y emulando al amigo Julio que desde su blog nos ofrecía la maravillosa Marcha Radetsky de Strauss, yo he decidido dejaros con otros de esos maravillosos valses que nos acompañan cada año en el concierto de Año Nuevo: El Danubio Azul, otra de esas bandas musicales que siempre están presentes en nuestras vidas, ¿verdad?



sábado, 28 de diciembre de 2013

Bajo los escombros de Rana Plaza

Este año que despedimos dentro de unos días ha dejado buenas y malas noticias. Una de las noticias más terribles, quizá fue el derrumbe de la trágicamente famosa fábrica textil  de Rana Plaza en Bangladesh, que se cobró la vida de 1129 personas.

Lamentablemente cuando acudimos a la tienda de moda, maravillados por esos precios tan competitivos, se nos olvida que a menudo esos precios son el producto de la explotación de trabajadores en algunos países. Ese era el caso de los trabajadores de Rana Plaza, personas condenadas a trabajar jornadas interminables a cambio de un mísero salario. Personas que un buen día de abril vieron su vida en riesgo, por lo que decidieron acudir a las autoridades y se negaron a trabajar en esas circunstancias.
El gobierno intervino, se comprobó entonces que el edificio de ocho plantas, dos de ellas añadidas de manera ilegal, tenía graves problemas de cimentación, por lo que se decidió clausurarlo tan solo 72 horas antes de que sucediera la tragedia. Las trabajadoras asustadas clamaban ante la televisión de ese país su derecho a trabajar en mejores condiciones, sin miedo, pues temían que si entraban a ese edificio tal vez nunca volverían a ver a sus hijos. Desgraciadamente así fue, el propietario del edificio, obligó a sus trabajadoras a volver a trabajar, la amenaza era clara, si no acudían de nuevo al trabajo no recibirían su salario. Los trabajadores así lo hicieron, y el resto de la historia la hemos visto todos en las noticias. 1129 personas perdieron la vida, y otras muchas resultaron heridas de gravedad, mutiladas, entre  los escombros de lo que un día fue un centro de explotación humana.
Yalda Hakim, corresponsal de la BBC nos contaba todas estas historias en un reportaje muy humano, en el que denunciaba como todas estas personas fueron obligadas a trabajar en unas condiciones realmente deplorables. Hablando con los supervivientes no pudo evitar indignarse y emocionarse, al escuchar historias como la de Anna, una joven trabajadora, que perdió una mano en el trágico suceso. O la de otra mujer, madre de dos hijos, que perdió sus piernas, ya que para poder ser liberada de los escombros, sus rescatadores debieron amputárselas, su relato era estremecedor. También habló con los voluntarios, los primeros en acudir al lugar de la tragedia, personas anónimas, como un joven de veinte años, que no lo pensó dos veces y acudió raudo al escuchar los gritos de socorro de las personas atrapadas. También nos relató la historia de una muchacha, Reshma, que pasó diecisiete días atrapada entre los escombros. La periodista apretaba la mano de la joven mientras esta relataba su angustia, y ¿quién no lo haría? Afortunadamente Reshma fue rescatada, si bien su futuro sigue siendo incierto.
Vivimos en un mundo globalizado en el que para que haya ricos tiene que haber pobres, o como se suele decir el pez grande siempre se come al chico. Las grandes cadenas mantienen centros de trabajo en países en vías de desarrollo como Bangladesh. Se excusan diciendo que son otras empresas las que explotan, sin embargo, yo sí creo que tienen mucha culpa en lo sucedido en Rana Plaza, ya que solo se limitan a mirar para otro lado. Ellos saben perfectamente lo que facturan a esas empresas subcontratadas, de manera que es imposible que no sepan realmente lo que sucede en esos lugares.

Por todas estas razones y muchas más, de las que ya os he hablado yo prefiero comprar en las tiendas del barrio, o a amigas que como Aida se aventuran a hacer realidad sus sueños. Todas estas personas de Rana Plaza también tenían sueños, desgraciadamente estos fueron enterrados entre los escombros del que fue su lugar de trabajo, algo que no se debería repetir. Así que ya sabéis, cuando vayáis a comprar en la tienda de moda pensad en todas esas personas, atrapadas en una vida de miseria y explotación para que otros obtengan los máximos beneficios.

Hoy las grandes cadenas hablan de mejorar las condiciones de sus trabajadores, quizá esto signifique que han aceptado su parte de responsabilidad en la tragedia, demasiado tarde, ¿no os parece?

Y para terminar en recuerdo de todas estas personas me gustaría dejaros en la compañía de un fragmento del maravilloso Réquiem de Victoria.


miércoles, 25 de diciembre de 2013

Triste Navidad

Hoy es el día Navidad, en mi casa por lo menos ya ha pasado Papá Noel, que me ha adelantado un regalo muy práctico: un diccionario de francés, ya sabéis, para mis estudios universitarios. Hemos pasado una Nochebuena en compañía de los nuestros, y aunque hemos dormido un poco apretados, he de decir que ha sido una noche muy grata.
Por desgracia hay muchas personas que no tienen la misma suerte que tengo yo, y han debido pasar la noche en un albergue si han tenido, suerte, o en la calle en el peor de los casos. No me quiero olvidar en un día tan señalado de todas esas personas a las que la crisis ha dejado en la cuneta. Personas como tú y como yo, que un buen día tuvieron un buen puesto de trabajo. Se acostumbraron a vivir bien, algunos dicen que vivieron por encima de sus posibilidades, y tal vez sea así. Sin embargo, hay muchas otras personas que jamás lo hicieron, ya que eran personas humildes con trabajos poco remunerados, que se esforzaron de manera sobrehumana para poder pagar un piso, o un alquiler, en fin, un techo en el que poder vivir junto a sus familias. A esas personas la vida, o mejor dicho, los que han provocado esta crisis, les han estafado, dejándoles en la calle sin nada. Sus vidas quizá ya no vuelvan a ser las mismas, sin duda les costará mucho trabajo salir de esa situación de pobreza extrema a la que se han visto condenados sin tener ninguna culpa. Y por desgracia parece ser que a nadie le importa.

Han pasado cinco años y medio desde el inicio de la crisis, nos siguen diciendo que estamos mejorando, hay quien incluso habla de brotes verdes, que nosotros ciudadanos de a pie, no terminamos de ver. Por si fuera poco, quienes tienen la sartén por el mango en este país, lejos de buscar soluciones para todas estas personas, se dedican a imponernos sus creencias, mediante leyes que restringen nuestros derechos que tanto había costado conseguir.
Por desgracia tenemos unos políticos que viven de espaldas al pueblo, que no son capaces de escuchar el clamor de quienes les gritan que hagan algo de verdad. Estamos hartos de tanta palabra vacía, de tanto sobresueldo, y de tantos lujos que pagamos entre todos. Queremos un país con políticos que de verdad se preocupen por lo que piensan sus ciudadanos, que sientan que su labor es un servicio para los ciudadanos, que somos quienes les votamos, y no una manera de enriquecerse a costa nuestra. Necesitamos personas honestas, que escuchen a los ciudadanos, que sepan ponerse en su lugar, y que no traten de imponernos su criterio sin escuchar lo que tenemos que nosotros pensamos u opinamos.

El camino se hace angosto y tortuoso cuando no vemos salida
Sin embargo, yo creo que al final encontraremos el sendero


Hoy es un día entrañable, dentro de poco vendrá el resto de la familia para celebrarlo, pero en este país seguimos teniendo millones de familias que no podrán celebrar este día porque no tienen que llevarse a la boca. Esas personas merecen que se les devuelva ya todo lo que esta crisis les arrebató: su trabajo y su dignidad.
Me gustaría mandar un mensaje de ánimo para todas esas personas que están pasando por esa situación. Sé que no sirve de nada, que las palabras no llenan las bocas hambrientas de vuestros hijos. Algunos habéis vuelto a casa de vuestros padres, abuelos ahogados, que hacen lo que sea por ayudaros, pero eso no consuela, ¿verdad? Esta entrada es para vosotros, para que sepáis que no estáis solos, para que mi mensaje se convierta en clamor y por fin alguien os escuche y haga algo de verdad por todos vosotros. Espero que esta triste Navidad, sea la última que tengáis que pasar en esta difícil situación, y que la del año que viene sea mucho más alegre, no os rindáis, que no os detengan.

Os invito a todos a pasar por las iniciativas No quiero ser portada de los lunes al sol, y Parejas Orientadoras, donde harán todo lo posible por ayudaros, porque juntos podemos hacer mucho más que cada uno por nuestro lado.

Y para terminar me gustaría compartir con todos vosotros una pieza musical de esas que me gustan a mí, porque son alimento para el alma y calma para nuestra desesperación. En esta ocasión me gustaría dejaros en la compañía de Mahler y su Adagietto de la Quinta Sinfonía, un remanso de paz que a menudo calma mi ansiedad.


lunes, 23 de diciembre de 2013

Feliz Navidad

Hoy víspera de Nochebuena me siento delante del teclado de mi ordenador y pienso en qué podría yo contaros hoy, de qué manera puedo hablaros de que como me siento en estos días. Por supuesto, estas son fechas entrañables en las que la familia se reúne, y todos tratamos de dejar de lado esas pequeñas rencillas, que a veces empañan nuestras vidas. Podría hablaros de eso, sí, podría deciros que os deseo paz y amor, y que espero que vuestros sueños se cumplan en el año venidero. También os puedo hablar de mis propios sueños y esperanzas, pero de eso creo que ya os he hablado bastante. En fin, hay tantas cosas de las que os podría hablar.
Este año ha sido agridulce, ya sabéis después de casi veinte años decidí volver a estudiar, no quiero aburriros más con mis buenas notas, que tan feliz me han hecho. He descubierto que soy capaz de cualquier cosa que me proponga, y no pienso rendirme, porque como ya he dicho muchas veces yo soy de las que no se rinden. El momento más triste de este año lo viví en abril, cuando falleció mi abuela. El dolor me invadió y me dejé llevar por un intenso duelo, que el tiempo ha ido mitigando, ahora me quedan los buenos recuerdos y el amor que ella me dejó. Os quiero dar las gracias a todos por vuestro apoyo, especialmente a Emma, a Laura Mateo, a Lidia Llop y a Alberto, que tanto me apoyasteis en esos momentos, ¡gracias chicos!
Afortunadamente la vida sigue, y a mi lista de amigos se han ido sumando más personas, que aportan mucho a mi vida. Están las chicas de la UNED: Virginia, Aida Vic y Aida Suárez, Silvia, por supuesto nuestras tutoras, especialmente Natalia, Noelia Caicoya, Patricia. Pero también están amigos como Julio Amigo, Ana Carmen, Ana Muñoz, Rosa Palmer, Fernando, en fin, no sé si se me olvido de alguien, el caso es que todos formáis ahora parte de mi vida y os quiero dar las gracias por estar ahí. Todos vosotros hacéis que mi vida tenga otro color, y desde que sé que estáis ahí ya no me siento sola. Por todas estas razones este post es para vosotros, por estar ahí, por formar parte de mi vida. Espero que el año próximo además de salud, paz y amor, nos traiga ese puesto de trabajo con el todos llevamos tanto tiempo soñando.
También quiero dar las gracias a Parejas Orientadoras y No quiero ser portada de los lunes al sol por darme la posibilidad de expresarme en dos entrevistas realizadas con mucho cariño por Rosa Palmer y por Celia Hill.
A todos vosotros, y a todas esas personas que a las que no conozco pero que estáis ahí, como Marigem, o a Esther, siempre leyendo este humilde blog, os quiero desear una muy feliz navidad, que el año próximo sea el primero de muchos otros buenos años que están por venir.


Noelia

Y para terminar os dejo con una pieza maravillosa de uno de nuestros mejores compositores, Tomás Luis de Victoria, Oh Magnum Mysterium, interpretada magistralmente por The Sixteen, espero que os guste.




martes, 17 de diciembre de 2013

A mis amigos

Hace más o menos un mes dediqué un post a explicaros mi concepto del amor, que para mí es un sentimiento que se regala sin esperar nada a cambio, y nos hace libres, no esclavos. Si un amor implica dolor y sufrimiento, si nos exige demasiado sacrificio, y hace que sintamos que caminos rodeados de cadenas, entonces no es amor, al menos no para mí.
Hoy os quiero hablar de otro tipo de amor, el de nuestros amigos, personas que encontramos en el camino, y que permanecen en nuestras vidas durante años, haciéndonos mejores personas con su presencia.
A los amigos los elegimos nosotros, son personas que comparten gustos y aficiones con nosotros. Nos dan la mano en los momentos de dolor, y ríen con nosotros en los momentos de alegría. Pasamos por baches en esta carretera sin retorno que es la vida. A veces nos quedamos parados en medio de la autopista, sin saber qué hacer, ni adonde ir. Entonces llega algún amigo al rescate y te ofrece su rueda de repuesto, o te obliga prácticamente a subirte a su coche: “yo te llevo a donde sea”, dice con sinceridad. Ese viaje por autopista puede durar mucho o poco, pero siempre saldremos enriquecidos de él. No hay nada más bonito que esas charlas mientras viajamos juntos, compartiendo confidencias y anhelos. A veces son tristezas lo que se comparte, pero no importa, nuestro amigo tiene la guantera plagada de pañuelos para enjugar nuestras lágrimas.

Cuando unimos nuestras manos somos capaces de vencer
cualquier dificultad que se nos ponga en el camino

En mi vida hace ya un tiempo están los mejores amigos, los chicos de mi coro Melsos, las chicas de Parejas Orientadoras, con Lidia y Rosa a la cabeza. También están los chicos de No quiero ser portada de los lunes al sol, Ana Carmen, Julio, Emma, Alberto, Ana Muñoz, y tantos otros, perdón si me olvido de alguien. También está Laura Mateo, que siempre tiene algo bueno que decirnos a todos, y de quien tanto aprendo. También están los amigos de la blogosfera, como María, Marigem, Fernando que cada día está mejor de su enfermedad. Y no me puedo olvidar de los amigos de la UNED, que estáis compartiendo conmigo un momento muy importante de mi vida. Lo estamos afrontando todos con mucha energía y entusiasmo, nos ayudamos cuando alguna asignatura nos supera. Y si alguno de nosotros tiene un bajón enseguida estáis ahí para darle ánimos y todo el apoyo del mundo.

Llevo unos días un poco tristona, ya sabéis chicos, se acercan las Navidades y voy a echar mucho de menos a mi abuela, por suerte, estáis todos ahí, para confortarme y hacerme ver que ya no camino sola.
Este post está dedicado a todos mis amigos, gracias por estar ahí, soy muy afortunada de poder contar con vosotros.


Y para terminar en honor a nuestra amistad, he decidido compartir una preciosa pieza musical El dúo de las flores de Lakme,  de Leo Delibes, espero que os guste.






domingo, 15 de diciembre de 2013

Por los refugiados sirios

La situación de los refugiados sirios está alcanzando cotas realmente dramáticas, Amnistía Internacional ha denunciado en estos días que la Unión Europea no está haciendo nada para paliar su situación. Por si esto fuera poco, el invierno que ya ha llegado en toda su crudeza, contribuye a agravar su ya de por sí precaria situación. Es por eso que hoy me gustaría dedicar una pequeña entrada a todas esas personas que, por desgracia, han tenido que dejar todo lo que tenían atrás para escapar de las bombas que día a día masacran a la población.

No está en nuestras manos resolver el conflicto, y por desgracia, parece que no está en las manos de nadie. Todos los días escuchamos que alguien ha dicho que es absolutamente necesario poner fin a una guerra que ya dura más de dos años. Desgraciadamente al final siempre se queda en una simple declaración de intenciones, simples palabras que no sirven de nada, y así la ansiada paz parece inalcanzable.

La población sufre día tras días las consecuencias de una guerra devastadora, que ya ha se ha cobrado demasiadas vidas. Muchos han puesto todas sus esperanzas en la conferencia que tendrá lugar en Ginebra el próximo mes de enero. Sin embargo, muchos auguran ya que dicha conferencia está condenada al fracaso, ya que ninguna de las partes implicadas está dispuesta a ceder, y de esta manera el pueblo seguirá sufriendo las consecuencias.

Los que han podido huir de las bombas, están hacinados en los campos de refugiados situados en los países vecinos. Jordania es quizá el país que más refugiados está acogiendo, allí en el medio de un desolado desierto se encuentra el campo de Zaatari, que fue construido en julio del año pasado, en tan solo nueve días. Para que os hagáis una idea de la situación que se vive, el campo recibe cada día a dos mil nuevos refugiados. En el campo existen tres hospitales y hasta una escuela, por desgracia son pocos los niños que acuden a sus aulas. Hay además tiendas, y una de sus calles ha sido humorísticamente bautizada como “Campos Elíseos”, por desgracia el lujo y la moda, no están presentes en esta calle.  Otra de las grandes desgracias de la guerra es la escasez de trabajo en los campos de refugiados, por lo que muchas mujeres se ven obligados a ejercer la prostitución en sus calles, es la única manera que tienen de sobrevivir, triste, ¿verdad?
Dentro de diez días estaremos en Navidad, y todos celebraremos con nuestras familias y amigos esos días tan especiales, algo que las familias sirias no puedes hacer. Por esta razón yo hoy les dedico esta entrada, y le pido a Papá Noel, a los Reyes Magos o quien sea, que haga algo de una vez y esa maldita guerra termine por fin, para que todas esas personas puedan volver a sus casas.

Hoy no quiero acabar con una pieza musical como es costumbre, sino con un vídeo sobre la situación de uno de esos refugiados, Nadeem, una víctima más de tanta atrocidad. El merece una vida digna, ¿verdad?


sábado, 30 de noviembre de 2013

La generación perdida de Siria

No hace falta que os explique como están las cosas en Siria, lo vemos cada día en los informativos. No pasa ni un solo día sin que nos horroricemos con los hechos que allí están sucediendo. Hoy me gustaría hablar un poco del impacto emocional que esta guerra está causando a los niños del país, los expertos los han bautizado ya como la generación perdida.

El mundo debe actuar ya para salvar a los niños de Siria
Ayer en la BBC, como no podía ser de otra manera, hablaba el Alto Comisionado de las Naciones Unidas sobre las vivencias de los niños en los campos de refugiados. Niños que se han visto obligados a abandonar sus casas, dejando a sus amigos en el camino, sus vivencias, en definitiva su infancia. Algunos de los niños describían el momento en el que vieron morir a su padre o a su madre, lo relatan con la naturalidad de quien se han acostumbrado a vivir con el sonido de las bombas y la tragedia. Una niña no quería mostrar su rostro a la cámara, aterrorizada por lo que ha vivido, mientras hablaba a la cámara se tapaba la cara con las manos como intentado alejar el horror que la ha sacudido sin piedad. Otros en cambio no tenían tiempo de hablar ante las cámaras, estaban trabajando obligados por la necesidad. El Alto comisionado decía que a veces estos niños son la única fuente de ingresos de la familia, cuando los padres mueren el hermano mayor se convierte en el cabeza de familia y así abandona para siempre su infancia, triste, ¿verdad
Sin embargo, este alto cargo de las Naciones Unidas hablaba también de solidaridad, ya que la sociedad siria, golpeada por el horror de la guerra tiende su mano a quienes más lo necesitan. Hablaba este señor de el caso de una mujer que llevaba dos niños de la mano, cuando le preguntaron si eran sus hijos ella respondió que no, sus padres habían muerto en el conflicto y ella los había adoptado. Así es la sociedad siria, se desangra por un conflicto que parece no tener final, pero no dejan de ayudar a quien lo necesita, ofreciendo al mundo el más hermoso ejemplo de generosidad y entrega. El Alto Comisionado reconocía que ese no era el único caso del que tenía constancia, y afirmaba que jamás había encontrado personas tan generosas como las que conviven en los campos de refugiados.

La guerra es algo atroz, causa estragos dejando familias rotas para siempre, baña los campos de sangre de inocentes, y todos al final salen perdiendo. Tan solo espero que un día no muy lejano los niños de Siria puedan volver a sus casas, y las risas reemplacen y acallen para siempre el sonido de las bombas.


Para terminar os dejo con una pieza musical preciosa que ya he compartido en más ocasiones, se trata de la Romanza de Salvador Bacarisse, una pieza de extraordinaria belleza, que a mí por lo menos me hace reflexionar. Además he elegido un vídeo que nos recuerda el horror de las guerras, que es el mismo en todas partes.





viernes, 29 de noviembre de 2013

Gracias por estar ahí

Hoy esta entrada está dedicada a los chicos de No quiero ser portada de los lunes al sol, y a las chicas de Parejas orientadoras para la búsqueda de empleo, que me han entrevistado para dar visibilidad a mi perfil laboral.

Las redes sociales se han convertido en una poderosa arma de comunicación, así las distancias desaparecen, y es posible que personas de lugares lejanos, como son Barcelona, Mallorca, Gijón, Madrid y Granada, estemos cerca, unidos por una causa común. Ambas webs prestan apoyo desinteresado al desempleado, nos dan la oportunidad de darnos a conocer, contando no solo nuestra experiencia laboral, sino también un poco de nuestra vida y nuestras inquietudes. Nos ofrecen su mano y nos guían en esta senda tan dura que es el desempleo, y lo hacen sin esperar nada a cambio, convirtiéndose en amigos que se desviven por nosotros. Y que quede claro que son amigos de los que nunca fallan. El mundo web 2.0 nos ha unido, y de esta manera hemos formado una gran comunidad que va mucho más allá de la búsqueda de empleo, es un camino hacia el futuro que poco a poco vamos recorriendo con cierta incertidumbre, es verdad, pero también con mucha esperanza. Por eso valoro tanto esa pequeña colaboración con ellos, que quiero agradecer desde mi blog personal, en el que muestro tal y como soy.
Y esta soy yo tal y como soy, una soñadora que no se rinde jamás

Gracias chicos por estar ahí, por seguir a mi lado y sostenerme en mis momentos de desánimo.  Desde que habéis entrado en mi vida, puedo decir que soy otra, tengo más ánimo, y creo más en mí misma. Me habéis escuchado cuando necesitaba gritar a los cuatro vientos lo harta que estaba, y habéis puesto todo de vuestra parte para descubrirme lo grandes que pueden ser los amigos virtuales. Ahora no somos desempleados, somos mucho más que eso, somos un grupo de personas que creen que es posible vencer al desaliento y hacer realidad nuestros sueños. Al menos uno de los míos ya está en camino, y sé que algún día será una realidad, el resto ya irá llegando.
Si estás desempleado y sientes que el desánimo está haciendo mella en ti, entra en sus páginas web y busca su ayuda, no te arrepentirás. Se convertirán en tus mejores aliados, caminarán de tu mano, y de este modo ya nunca volverás a estar solo. Así lo hicieron conmigo, y con el amigo Fernando, de No nos detengamos, que poco a poco va superando su enfermedad, y hoy ya está trabajando de nuevo. Su última entrada en su blog fue hace unos meses para dedicarme unas bonitas palabras que hoy quiero agradecer, muchas gracias Fernando, sigue luchando sin rendirte. 
El desempleo es un camino plagado de rocas puntiagudas que se clavan con saña. A menudo tropezamos y nos caemos, y no vemos nada a lo que poder aferrarnos para volver a levantarnos. Es un camino muy oscuro, por eso no vislumbramos la luz que se oculta al final del túnel, pero, ¿sabéis una cosa? No quiero ser portada de los lunes al sol y  Parejas Orientadoras para la búsqueda de empleo, tienen velas, para que ese camino no sea tan oscuro. El presente es duro y el futuro parece incierto, pero no os desaniméis, mañana volverá a salir el sol como siempre.
Este post está dedicado especialmente para Rosa, Emma, Julio, Ana Carmen, Lidia, Alberto, Fernando, Ana Muñoz, Celia, Laura,  y para todos aquellos que estáis en búsqueda de empleo, no os rindáis.

Gracias chicos, estoy orgullosa de ser vuestra amiga virtual, y ya tengo ganas de que hagamos una quedada para desvirtualizar ;-) 

Y como no podía ser de otra manera os tengo que dedicar a todos una de esas piezas  musicales que tanto me gustan. Y como hacía mucho que no compartía nada de mi amiga Anna Netrebko he decidido que hoy sería ella la encargada de poner la nota musical. Es una actuación en vivo en la Plaza Roja de Moscú, y nos deleita con una hermosa aria de Il Trovatore. Disfrutadla chicos, os la merecéis.



lunes, 25 de noviembre de 2013

Día Internacional por la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer

Hoy 25 de noviembre celebramos el día Internacional de la Eliminación de la violencia contra la mujer. Esta fecha se merece que nos paremos a reflexionar, ya que las cifras de la llamada violencia de género no dejan de aumentar cada día.

Sobran las palabras


Que las cifras de la llamada violencia de género son un escándalo son evidentes, casi todas las semanas escuchamos algún caso en las noticias. Desafortunadamente las generaciones más jóvenes también están siendo víctimas de este tipo de violencia. El Principado de Asturias, por poner un ejemplo, ha detectado ya casos de violencia de género en menores de catorce años, ¿no os parece una aberración?

Las mujeres hemos recorrido un largo camino a lo largo de la historia, hemos tenido que trabajar muy duro para alcanzar los derechos que ahora mismo disfrutamos. Afortunadamente hemos salido del ámbito doméstico, en el que estaban confinadas nuestras antepasadas, y hemos pasado a desarrollar oficios antaño reservados para los varones. Nos hemos hecho fuertes e independientes, sin embargo, como estamos viendo casi a diario en las noticias, todavía queda mucho camino por recorrer.

Nadie tiene derecho a decirnos como tenemos que vivir nuestras
vidas, pues estas son nuestras
Las amigas las escogemos nosotras, son personas con las que tenemos afinidad, y con las que compartimos gustos y aficiones. Están con nosotras en los buenos y en los malos momentos. Lo mismo sucede con la familia, están siempre a nuestro lado, nos dan la mano cuando tropezamos y nos ayudan a levantarnos si nos hemos caído. Por eso cuando tenemos una relación con otra persona, lo primero que debemos pensar es en quien ha estado a nuestro lado de manera incondicional desde siempre.
Si a tu pareja le cae mal esa amiga con la que has ido de marcha toda la vida, esa a la que conoces desde los tiempos de la escuela, o tal vez desde la facultad, si te prohíbe verla debes decirle que no. Pues tú eres dueña de tu vida y de tu destino, eres tú quien elige como debes vivir tu vida y con quien entras y sales.  No tienes que rendirle cuentas a nadie, así que tampoco debes permitir que “controle” tu teléfono móvil, la información que este contiene es privada y no le concierne a nadie más que a ti. Si te falta al respeto y menosprecia tus opiniones debes apartarte de él, no te quiere, tan solo eres un trofeo más de su colección, una más de sus propiedades.  Tú debes entender que no eres propiedad de nadie, eres un ser libre que tiene que hacerse respetar, y nadie tiene derecho a infravalorarte ni a menospreciarte.

Si te has sentido identificada de alguna manera con lo que acabas de leer, debes plantearte que quizá estés cometiendo un gran error, pero no te preocupes, estás a tiempo de solucionarlo. Rompe las cadenas que te atan a ese ser egoísta que lo único que pretende es adueñarse de tu vida y tus vivencias, que, como ya he dicho, solo te pertenecen a ti. Recuerda: El amor no es violencia.

Y para terminar he pensado que la pieza musical más adecuada para acompañar esta entrada es un réquiem, para recordar así a las víctimas de la violencia. Así que he decidido compartir con todos vosotros un fragmento del Réquiem de Verdi, ya que celebramos su bicentenario. He elegido una parte interpretada por por Angela Gheorghieu, una de las grandes voces de nuestro tiempo,  espero que os guste.








sábado, 23 de noviembre de 2013

Un mañana para ellos

El pasado día 20 se celebró el día del niño, por lo que hoy con un poco de retraso, he decidido dedicar una entrada en mi blog a los más pequeños de la casa.

Desgraciadamente en nuestro país estamos viviendo unos momentos muy convulsos, no me canso de decirlo, que están llevando a muchas familias a vivir una situación casi desesperada. Por este motivo, muchos niños están sufriendo en sus carnes las consecuencias de una crisis económica que no entienden, y de la que no tienen culpa. Son muchos los niños que a día de hoy acuden con sus padres a los comedores de caridad, donde los responsables se sienten desbordados ante la avalancha de personas que reciben cada día. Esos niños son los mismos que luego no rinden en la escuela, ya que sus padres los envían allí sin desayunar, y en casos aun más dramáticos, hasta sin cenar. Hay niños que la única comida caliente que prueban es la del comedor de la escuela, ¿triste verdad?
Muchos niños como esta pequeña están sufriendo las
consecuencias de esta crisis económica


La crisis económica pasará, pero habrá dejado a su paso muchas historias amargas, muchos sueños truncados, y se llevará también las esperanzas de muchas personas.

Los niños de muchos otros países han estado toda la vida en crisis. Así los niños de los basureros de Guatemala, sueñan con poder ir a la escuela, en lugar de pasar el día rebuscando entre la basura. Los niños de Siria sueñan con poder volver a sus casas algún día, para ver de nuevo a los amiguitos de su antigua escuela. Muchas niñas en países como Afganistán, sueñan con tener una educación que les proporcione una vida digna. Otras en cambio, quieren seguir siendo eso, niñas, ya que a menudo son forzadas al matrimonio, arrancando así de cuajo sus ilusiones y esperanzas.

Yo espero que los sueños de todos esos niños se hagan un día realidad, y que ningún niño que tenga que acudir nunca más a un comedor de caridad, ni que tenga que trabajar en los basureros, o casarse a la fuerza con un desconocido.
El mañana es para ellos, pero yo a veces me siento triste al pensar en el mundo que les vamos a dejar. Quizá ya va siendo el momento de hacer algo por ellos de verdad.

Y para terminar os dejo con una de esas piezas musicales que me gustan. Oh magnum mysterium de Tomás Luis de Victoria, interpretada por The Sixteen, una maravilla, espero que os guste.





sábado, 16 de noviembre de 2013

¿Qué es el amor?

Hace unos días un grupo de amigos y yo hablábamos de lo difícil que resulta en estos tiempos encontrar el amor. Es cierto que en los últimos años ha aumentado el número de personas que están solas, a la par que se han incrementado el número de separaciones y divorcios, por lo que hay muchas almas solitarias, que quizá sientan que  la vida les ha fallado en ese aspecto.Como os podréis imaginar, el tono de la discusión era un tanto melancólico, incluso un poco pesimista diría yo. Sin embargo, yo creo que estas personas se equivocan, el amor es mucho más que encontrar a tu alma gemela, que quizá es algo sobrevalorado.
 En estos últimos años he aprendido que el amor no es solo un sentimiento romántico, idea que sin duda ha sido creada de manera artificial por el cine y las novelas románticas. No nos espera a la vuelta de la esquina, por lo que no hace falta buscar en todas ellas a ver si está por ahí el amor de nuestra vida, que a  lo mejor resulta ser alguien a quien has conocido toda la vida.

El amor está en el recuerdo de mis abuelos, que me acompaña todos los días desde que me acuesto hasta que me levanto. Cuando miro sus fotos siento que ese amor que un día me dieron sigue a mi lado,y sé que  me acompañará hasta el final de mis días. Y yo siento que desde alguna de esas estrellas ese amor me sigue iluminando. A veces cuando me siento decaída, de repente me viene un olor familiar, o una imagen, recuerdo de tantas vivencias que me dejaron, y entonces  pienso: eso es amor, y sigue guiando mis pasos.
El amor también está presente entre dos hermanos que entierran el hacha de guerra, dejando atrás cualquier desavenencia, por amarga que esta haya sido. Se dan la mano, y en ese momento los recuerdos de infancia, los paseos en bicicleta, o las veces que han jugado a las muñecas o al fútbol, vencen al rencor que a veces se enquista en el corazón de los seres humanos.
A veces nos sentimos igual de solos que este banco


El amor también está presente en los padres que cuidan de sus hijos, que los acogen en su casa después de años de independencia, que cuidan de los nietos para que puedan seguir trabajando, ahora que ya no hay dinero para guarderías.
Pero también existe el caso contrario, el hijo que cuida abnegadamente de los padres enfermos, a veces con la memoria nublada por la demencia o el alzheimer.
¿Quién no necesita un faro que ilumine sus noches de soledad?
Por supuesto no me he olvidado del amor en pareja, algo que sin duda todo el mundo está buscando, pero que en estos tiempos de prisas y nuevas tecnologías, parece muy difícil encontrar.
Para mí el amor en pareja es como un barco pequeñito, tan pequeñito, que solo tiene dos tripulantes. Esos tripulantes pueden ser un hombre y una mujer, pero como los tiempos, por fortuna, han cambiado, ahora podemos ver barcos tripulados por dos hombres o dos mujeres. Unas veces ambos tripulantes regirán juntos el curso del barco, manejando el timón con igual destreza. Otras en cambio, uno de los tripulantes cansado por las fatigas del día a día, deberá descansar mientras el otro sigue dirigiendo el barco por los dos. Después, del descanso intercambiarán posiciones, y será el otro tripulante el que maneje el timón. 
¿A dónde les llevará ese viaje?, nunca se sabe, podría llevarles a una isla desierta, donde nada ni nadie se interpondrá en su camino. Otras en cambio, y dados los tiempos que corren, no les quedará más remedio que poner rumbo a costas extranjeras, donde se ayudarán mutuamente. Como dice una canción de Springsteen, el boss, “caminamos juntos, el uno al lado del otro, así cuando venga la noche, si perdemos el camino, y uno cayera detrás, el otro le esperará. Yo espero por ti, si cayese detrás, espérame tú a mí”. En otras palabras, si nuestro barco naufraga saldremos los dos en nuestros botes salvavidas, si el mío hace aguas, recógeme en el tuyo.
Esto es para mí el amor, algo que construimos entre los dos con el tiempo, ¿y para vosotros?

Y para terminar os dejo con una de las composiciones más bonitas que se hayan escrito, toda una declaración de amor, Para Elisa, sobra mencionar al autor.




domingo, 3 de noviembre de 2013

The Yellow Wallpaper

Hoy es un día de esos en los que lo único que apetece hacer es quedarse en casa leyendo un buen libro al abrigo de una taza de té, o de un buen chocolate caliente. El caso es que son estos días los que me sirven para recuperar el ritmo de estudio, de manera que poco a poco me voy poniendo al día con mis lecturas y todo lo demás. El jueves en la sala de estudio que hay aquí cerquita en El Llano, aproveché para ponerme al día con Género y literatura, y he aquí que descubrí The Yellow Wallpaper, un relato corto de Charlotte  Perkins Gilman, del que me gustaría hablaros hoy.


La protagonista de esta historia es una mujer que es obligada por su marido a vivir en una ciudad que no le gusta, y es encerrada en vida en una habitación con barrotes en las ventanas en una casa en la que no es feliz. Además, su marido le prohíbe escribir, por lo que no encuentra la manera de expresarse, y de esta manera languidece, mientras la vida a su alrededor sigue su curso. Pasa la mayor parte de su tiempo sola, observando el papel amarillo de la pared, que se convierte en una obsesión y espejo de su propia soledad y de su encierro. Una noche, mientras la luz de la luna se cuela en la habitación, descubre que en el papel pintado de amarillo, en el que se reflejan los barrotes, hay una mujer. Esta no dice nada, tan solo sacude los barrotes, intentando escapar desesperadamente, la historia entonces se torna sobrecogedora y misteriosa, ¿quién será esa mujer? Seguramente muchos de vosotros estaréis de acuerdo conmigo, en que la mujer de la pared no es más que el reflejo de la propia protagonista. Esta vuelca sus miedos y sus ansias de libertad en el reflejo de la pared. Intenta escapar, pero a la vez que lo intenta su angustia vital crece de manera alarmante, encerrada se convierte en víctima de los deseos de su marido, quien no escucha los deseos de su mujer. El relato es sobrecogedor, está lleno de misterio e intriga y en algunos momentos se vuelven angustioso, al igual que ella, yo también quisiera escapar, y me sorprendo aferrada a unos barrotes inexistentes, ¿será que la razón está a punto de abandonarme? No os voy a contar más de esta historia, os invito a que la leáis, merece la pena. 


La mujer de la pared podría ser cualquiera de nosotros, atrapados por la crisis vivimos vidas que no merecemos. Todos hemos sentido la necesidad de escapar alguna vez, y quién no ha sentido que se ahogaba mientras caminaba por la calle en medio del gentío, que a menudo parece ignorarnos.
¿Quién no se ha sentido solo en medio de un montón de gente?, ha sentido que no tenía con quién hablar, y no ha encontrado la manera de expresar lo que sentía. Ha intentado espantar a los demonios, que agazapados en las sombras de la noche, amenazaban con minar su moral y su cordura.
Vivimos tiempos duros, y todos nos sentimos como la mujer de la pared, atrapados tras los barrotes de una vida de paro y miseria, de la que intentamos escapar con desesperación. Nadie nos escucha, y así solos buscamos soluciones mientras otros parecen ignorarnos.


Al igual que la narradora sin nombre de The Yellow Wallpaper, yo también me he sentido atrapada tras los barrotes, llevando una vida que no he elegido y de la que no sabía como escapar. Me he sentido sola y abandonada, pero a diferencia de ella, a mí no me prohíben escribir, y así os puedo contar historias como estas. Mi blog y esa carrera en la UNED, que tantas alegrías me están dando, me permiten mantener a raya a esos fantasmas que a veces asaltan mi pensamiento. Quizá la mayor diferencia entre la mujer del papel pintado de amarillo y yo, sea que yo he encontrado mi fuente de expresión, yo ya no estoy sola. Las sombras de la noche pueden venir a buscarme, pero volverán de vacío, porque yo ya no pienso ir tras ellas, estoy consiguiendo romper mis barrotes, ¿y vosotros?

Ahora creo que le debo una entrada a Charlotte Perkins Gilman, la autora de esta inquiestante historia, ¿no os parece?

Hoy he decidido que mi pieza musical, dado lo desasogante de mi entrada de hoy, tenía que ser algo alegre y tranquilizador, y se me ha ocurrido que la banda sonora de Amélie es perfecta. En su día yo me negué a ver la película, ¿para qué quería ver yo esa película de la que todos estaban hablando?, me parecía un aburrimiento estar escuchando siempre Amélie por aquí, Amélie por allá.  Un día hace ya tres años, mi buena amiga Ana Belén, me la recomendó, ¡pero cómo era posible que yo todavía no la hubiese visto!", pura cabezonería Ana, nada más. En fin, que cuando la vi me cautivó por completo, y su banda sonora es sencillamente preciosa, así que con ella os dejo.


martes, 29 de octubre de 2013

Las mujeres conductoras de Arabia Saudí

Estamos tan acostumbrados a ver mujeres conduciendo por nuestras carreteras, que damos por hecho que siempre ha sido así. Es cierto que todavía hay muchas personas que piensan que las mujeres somos más torpes al volante, incluso hay alguna autoescuela que tiene tarifas diferentes para hombres que para mujeres. Sin embargo, en algunos lugares, como por ejemplo Arabia Saudí, las mujeres no pueden conducir. Atraverse a hacerlo, podría acarrearles graves dificultades, no obstante, son lo bastante valientes como para ponerse tras el volante y desafíar así a las autoridades.
Ya he hablado en diversas ocasiones de los problemas a los que se enfrentan las mujeres en algunos países, donde no pueden salir solas a la calle, son maltratadas por sus familias, tratadas como una mercancía más etc. Además, por si esto fuera poco, los clérigos más radicales alientan a la violencia contra la mujer, por ejemplo aconsejando azotar a las mujeres que lleven los ojos demasiado sensuales. En estos países las mujeres no pueden realizar actividades que en nuestro país son ya cotidianas, y que como he dicho antes, estamos tan habituadas a hacerlo que ni se nos ocurre pensar que un día tal vez no fue así.

Por eso no deja de maravillarme que un grupo de mujeres de Arabia Saudí haya decidido rebelarse contra el gobierno y sus normas conduciendo. Lo que para nosotras es algo natural para ellas es mucho más. Es la forma de reivindicar sus derechos, de reclamar que sean tenidas en cuenta por una sociedad que las discrimina y aplasta sin piedad. Es la forma de expresar su derecho a tener una vida digna, a ser dueñas de su propio destino. Para ellas el simple hecho de ponerse tras el volante es una lucha, la mejor forma de rebelarse contra un patriarcado obsoleto que les niega hasta su identidad. Se trata de un movimiento pacífico que está encontrando mucho eco en la prensa internacional, consiguiendo despertar el apoyo y la simpatía de muchas personalidades.
Las mujeres conductoras de Arabia Saudí están consiguiendo
gran repercusión y mucho apoyo
¿Cómo creéis que reaccionan las autoridades en ese país? Pues de lo más variado, un jurista afirma que las mujeres que conducen sufren daños en los ovarios, afirmación totalmente gratuita y carente de fundamento. Y como no, tampoco han faltado los dementes que las amenazan, pero ellas, que son muy valientes no ceden en su lucha.
En contra de lo que muchos de vosotros estaréis pensando, no hay ninguna ley en Arabia Saudí que prohíba a las mujeres conducir. Sin embargo, solo los hombres pueden sacar el permiso de conducir,por lo que las mujeres pueden ser condenadas por conducir sin carné. Yo creo que las mujeres saudíes son muy valientes y deben ser apoyadas, lo que me ha llevado a prestarles mi apoyo a través de la página de Amnistía Internacional, que está llevando a cabo una campaña de concienciación. Creo que las mujeres deberíamos tener los mismos derechos en todos los países del mundo, y por eso acciones como esta son más que necesarias.
Lo damos todo por hecho, y sin embargo, ¡cuánto nos queda aun por hacer!


Si queréis saber más sobre las mujeres conductoras de Arabia Saudí, no tenéis más que pinchar en el siguiente enlace, que os llevará a la web de Amnistía Internacional.

Y para terminar os dejo con una pieza musical de esas que me gustan. Estos días he descubierto a una violinsta que me encanta Hilary Hahn, y con ella os dejo. 


miércoles, 23 de octubre de 2013

Mujeres Afganas y poesía

Hace un par de días vi un reportaje en la BBC que me gustó mucho y me dejó una honda impresión. Estos días el prestigioso canal inglés está emitiendo programas especiales dedicados a las mujeres y sus logros, pero también a los desafíos y a las dificultades que deben enfrentar. Y si hay un  lugar en el mundo donde las mujeres encuentran multitud de dificultades, es sin ninguna duda Afganistán.

En un país devastado por las guerras, donde las mujeres son relegadas y sometidas a unas leyes injustas que las someten y las devalúan, la poesía ha resultado ser la vía de expresión para muchas de ellas. Sin embargo, la poesía es mucho más para ellas, es también la forma de combatir a los señores de la guerra, enfrentando así el miedo que estos provocan. Es además un desafío, una forma de decirle al mundo “aquí estoy, no tengo nada en esta sociedad pero estoy encontrando mi voz y no voy a dejar que la apaguen”. Saben que les puede costar la vida, los sectores fundamentalistas de este país ven la poesía como un pecado que debe ser castigado duramente. Para muchas familias es además una deshonra, por lo que se han cometido muchos crímenes de honor por este motivo. Ellas lo saben, y aun así se reúnen en sus aldeas para recitar sus poemas, de esta manera dejan volar sus miedos, sus anhelos y sus más profundas emociones. No han tenido formación académica, incluso es posible que no sepan leer ni escribir, no obstante son capaces de recitar de memoria los más hermosos versos. Herederas de la tradición persa de sus antepasados, elevan su voz de manera que sea escuchada en todos los rincones, tratando de hacer valer sus derechos, que son pisoteados con demasiada frecuencia.
Reuniendo fuerzas, un libro que da voz a las mujeres
Afganas http://www.kelseys.net/the-book/


La corresponsal de la BBC habló con algunas de ellas, no tienen miedo a pesar de estar amenazadas por los sectores más radicales, para algunas quizá sea su condena a muerte.
En estos días el país anda revolucionado a la espera de las elecciones presidenciales que tendrán lugar el año que viene, y de la retirada de las tropas de la OTAN. Un momento crucial para  los afganos, especialmente para las mujeres que temen que una vez que sean abandonadas a su suerte volverán a perder lo poco que habían logrado. El gobierno negocia con los talibanes, algo de lo que muchos sectores recelan, especialmente las mujeres, que temen que  sus derechos serán de nuevo sacrificados. Pero ellas han encontrado su voz y no van a dejar que  nada ni nadie la apague.


Os dejo un par de enlaces muy interesantes, uno es el reportaje de la BBC. Y el otro es una página web de apoyo a las mujeres afganas: Afgan Women’s Writing Project, el título ya lo dice todo, ¿verdad?

Os dejo con un vídeo que explica muy bien las vivencias por las que atraviesan estas mujeres, que luego reflejan en su obra. Su mensaje es muy sencillo: Si yo fuera la reina del mundo construiría un  mundo mejor, un mundo en paz y armonía pues soy la reina de la paz. Espero que os guste.


sábado, 19 de octubre de 2013

Día internacional de la prevención del cáncer de mama

Hoy es 19 de octubre, puede parecer una fecha normal, pero para muchas mujeres es una fecha para recordar que en la lucha contra el cáncer de mama aun queda mucho por hacer, pues hoy es el día Internacional para la prevención del cáncer de mama (Breast cancer awareness).
Para muchas mujeres hoy es un día muy importante, porque han superado un cáncer de mama, y de esta manera cada día que pasa les recuerda que la vida es un regalo y que tienen mucho que celebrar. Este día les sirve para tener en cuenta a otras muchas mujeres que ahora mismo están afrontando la enfermedad, y para no olvidar a aquellas que por desgracia no consiguieron vencerla.

Cuando a una mujer le diagnostican un cáncer de mama parece que el mundo entero a su alrededor se desmorona, surgen siempre las mismas preguntas, ¿seguiré siendo una mujer completa sin uno de mis pechos?, ¿y sin los dos? La respuesta para mí es obvia, por supuesto que sí, y más valientes que ninguna, pero para ellas la respuesta no es tan sencilla, y a menudo se dejan llevar por el pesimismo y piensan que sus vidas ya no serán las de antes. Probablemente tengan razón, el cuerpo cambia después de una mastectomía, sin embargo, esta no siempre es necesaria, y hoy en día hay cirugías más conservadoras que permiten extirpar un tumor maligno conservando la mama. Si esto no es posible, entonces surgen todas esas preguntas y todos esos miedos, que a veces no encuentran respuesta adecuada, tal vez porque no la hay. “No puedo mirarme” es una frase muy recurrente entre mujeres mastectomizadas, “este ya no es cuerpo”, y sin embargo lo es, ha cambiado, pero tú sigues siendo la misma, y pase lo que pase la gente que tienes alrededor siempre te va a querer, porque no has dejado de ser esa a la que siempre han querido.
Yo que he tenido la oportunidad de conocer en la Bruno Salvadori Lions fundación a mujeres tan valientes, sé que se puede salir adelante después de un cáncer de mama, afrontando la vida con energía e ilusión. Estas chicas a las que debo una visita no paran, siempre están ideando algo nuevo para poder sufragar esa casa de la vida en la que acogen a todo el mundo. Ellas se encargan de ofrecer consuelo a todas las mujeres que han pasado o están pasando por esta situación que ellas mismas vivieron en su día. No se rindieron, y si tú ahora mismo acudes a ellas porque estás pasando por este trance te acogerán y se encargarán de que tú tampoco te rindas, y quizá dentro de poco tiempo te encuentre a ti también en la feria de muestras de Asturias vendiendo lotería o alguno de esos preciosos bolsos de ganchillo que han ideado para conseguir fondos. Si hay algo que te ofrecen estas chicas es su cariño y su apoyo verdaderos, no te abandonarán en ningún momento, y si lo que necesitas es llorar ellas lo harán contigo, pero después te sonreirán y te dirán eso de “ahora a tirar para adelante”.


Hoy celebran su V desfile y baile contra el cáncer de mama, como todos los años se subirán a una improvisada pasarela y emularán con mucha gracia y mucha energía a la mismísima Giselle. Yo creo que ellas lo harán mucho mejor, aunque sé que habrá risas y nervios, al final este desfile además de para recaudar fondos les servirán para recordar que  han vencido a  esta enfermedad y nos estarán dando una lección de entereza y serenidad, ¡ole por ellas! Así que ya sabéis os esperan.

Y en esta ocasión he pensado que la pieza musical tenía que tener alma femenina, entonces me he dado cuenta de que Alma Mahler era la más idónea, espero que os guste mi elección, desde luego la cantante es muy buena, ya veréis.



martes, 15 de octubre de 2013

Pobreza sin fin

Estos días de crisis interminable, parece que nos estamos acostumbrando a ver ciertas noticias sin que nos afecte, o al menos sin que le demos la importancia debida. Los desahucios van dejando de ser noticia, o al menos ya no aparecen tanto en los medios, no porque sean menos, sino porque desgraciadamente ya no interesa que sean portada de los informativos. Entonces ayer mientras me paseaba por mi timeline de Facebook, me encontré con un informe de Cruz Roja que me dejó sobrecogida: 43 millones de europeos no pueden permitirse comprar alimentos por sus propios medios, y otros 120 millones corren el riesgo de sufrir la misma suerte.

Para muchas personas llevarse un bocado a la boca es cada
día más difícil Foto Gratis


Las cifras son espantosas, y desde luego merecen una profunda reflexión, está claro que nuestros gobernantes están haciendo algo mal, muy mal, porque sus medidas de austeridad y recorte no están consiguiendo que los más desfavorecidos salgan del bache. Al contrario, parece que la brecha entre ricos y pobres cada día es más profunda e insalvable, y de esta manera millones de personas están perdiendo la esperanza de tener una vida digna. No tienen acceso a alimentos ni a medicamentos, han perdido la cobertura sanitaria, y como ya he dicho antes, también han perdido toda esperanza. Las ONGs hacen todo lo que pueden, pero se ven desbordadas por el número de personas que acuden en busca de ayuda, está claro que estamos ante una crisis humanitaria en el corazón de Europa. Y digo yo, ¿no es momento de que alguien haga algo?

Está muy bien hablar de mejoras económicas, hay quien habla de brotes verdes, brotes que nosotros los ciudadanos de a pie no vemos por ningún lado. Pero lo que ya no me parece de recibo es que se siga mirando para otro lado mientras tantísimos millones de seres humanos no tienen nada a lo que poder aferrarse.
Estas personas seguramente un día tuvieron un buen trabajo, como muchos de vosotros que ahora me estáis  leyendo. Seguramente también tuvieron un coche de lujo, que compraron gracias a su generoso salario, y tal vez vivían en alguna urbanización de lujo, entre vecinos acaudalados, o al menos, bien situados, que seguramente hoy miran también para otro lado. Posiblemente fueron dueños de un negocio floreciente en tiempos de vacas gordas, quizá el negocio de moda en su localidad, todo el mundo pasaba por ahí, las ventas eran astronómicas, así que se dejaron llevar por el éxito, y embriagados por él gastaron a manos llenas. El chalet en la urbanización de moda, el coche de lujos, el último grito en moda, en fin, incluso hasta se atrevieron a invertir en bolsa. El caso es que un buen día empezó la crisis, y ellos pensaron, “bueno a mí que me importa”, mi negocio no depende del ladrillo, ¿qué me puede pasar?” Y sin embargo, como la pescadilla que se muerde la cola, mucha gente que sí dependía del ladrillo, ingenieros, arquitectos, aparejadores, pero también albañiles, pintores, jefes de obra, que casualmente, eran los mejores clientes de esta floreciente empresa, quedaron sin trabajo, y dejaron de comprar allí. Entonces vino la tragedia, intentaron sobrevivir como pudieron, primero dejaron de comprar el género de primera clase, se vendió el chalet y alquilaron un piso más barato en el barrio de siempre, pero poco a poco todo se fue desmoronando y un día ya no pudieron hacer frente a los pagos. Empezaron perdiendo el negocio, después la casa, entonces se vieron obligados a vivir en el coche. Pero finalmente un buen día los acreedores también se llevaron el coche en el que dormían, y lo que les quedó fue el recuerdo de un negocio que un día fue floreciente, pero que hoy solo es ruina y desolación.

Todas esas personas que hoy acuden a los comedores de caridad son personas como tú y como yo, que lo han perdido todo. Por desgracia, no todas tenían coche de lujo y un chalet en la urbanización de moda, algunas eran simples obreros a los que la crisis ha igualado con sus antiguos jefes. Todos ellos necesitan nuestra ayuda, así que debemos unirnos para exigir que esta situación termine de una vez por todas, porque esas personas quieren trabajo y una vivienda digna, merecen una esperanza y la vida que les prometieron que tendrían.

Ya está bien de jugar con las personas, señores políticos, hagan algo de verdad que no sea pasearse en coches de lujo y pernoctar en hoteles de cinco estrellas, malgastando el dinero de los ciudadanos, que bien podría servir para ayudar a todas estas personas a las que ustedes les han arrebatado la dignidad.
Ni ellos ni yo queremos ser portada de los lunes al sol, queremos la vida que merecemos.Os invito a leer el artículo en el que Cruz roja informa de esta terrible situación pinchando aquí.

Y para terminar os dejo con la pieza de música de rigor, que en esta ocasión he pensado en el Adagio de Albinoni, que ya he compartido más veces con vosotros. Esta hermosa canción siempre me hace reflexionar, espero que os guste.


domingo, 13 de octubre de 2013

Un paseo por Candás para charlar con la tía Fernanda

Una de mis amigas de Parejas orientadoras para la búsqueda de empleo, Rosa, se ha convertido en la intrépida reportera de esta iniciativa, y yo como soy muy osada, he decidido que voy a ser la primera entrevistada. El caso es que Rosa necesitaba que le enviase una larga carta explicándole como soy y cuales son mis objetivos, y lo hice, pero me da la sensación de que faltaba algo, ¿sabéis qué? Pues una foto chula que ilustre no solo mi talento y mi ilusión sino también mis ganas de salir adelante, y mi optimismo, algo que tengo mucho en común con Rosa, que se ríe de todo y yo creo que no se disgusta por nada nunca, ¿me equivoco Rosa?

Así que ayer convencí a un amigo para que me hiciese alguna foto, con una me bastaba, pero él que es muy considerado decidió que tenía que sacar muchas para que yo escogiese la mejor. Ya me había hecho unas cuantas hace unos días en Gijón, pero el hombre pensó que yo no había quedado contenta, algo le había comentado de mi pelo, ya sabéis las chicas cuando tenemos “a bad hair day”, no queremos ni salir de casa. Así que nos plantamos en Candás, y como yo de este buen amigo, a veces abuso un poco, lo convencí para que me llevara al cementerio, donde reposan mis abuelos, bisabuelos y tatarabuelos. Os parecerá una barbaridad, anda que no habrá sitios mejores para visitar en Candás, pero a mí me apetecía visitar a mis abuelos después de la boda de mi hermana. Se les echó mucho de menos ese día, como os podréis imaginar, además, mi hermana decidió que su ramo de novia debía ser para ellos, y yo quería verlo antes de que terminase de marchitarse. Así que mi amigo ni corto ni perezoso me llevó hasta el cementerio, y se quedó impresionado con las vistas, quizá las mejores de todo el pueblo, lástima que quienes ahí reposan no puedan verlas.
Después fuimos hasta San Antonio, donde tanto enredé de pequeña, allí jugué al tenis en sus canchas, bueno, para ser exactos, corría con la raqueta en la mano y de vez en cuando le daba a la pelota. También jugábamos al baloncesto o a lo que se terciase, comíamos en familia, y cuando estábamos hartos de tanto sol íbamos a la playa a darnos un baño. Muy cerca en el Nodo estaba la antigua casa de mis abuelos, desde la que veíamos el mar desde cualquier ventana. Desgraciadamente, ahora está todo vallado, y no hay manera de acceder ni a las canchas deportivas donde tanto jugué, ni a los soportales del instituto donde también enredé alguna que otra vez, como dice mi amigo: “están siendo muy poco considerados con tus recuerdos de infancia”. Así es, pero no me los podrán quitar, siempre los recordaré y eso ya es mucho, ¿verdad?
Pudimos pasear hasta el Faro de Candás por la senda, menos mal que por lo menos eso no me lo han quitado, y de camino me hizo esta estupenda foto, ¿qué os parece?
No os podéis imaginar la de recuerdos que tengo atesorados
en mi memoria de este precioso lugar


Y después decidimos ir a dar un paseo por el pueblo donde le hice un poco de guía turístico, eso sí, explicándole mi historia familiar y mi vinculación con cada rincón de ese maravilloso pueblo marinero. Y cuando estábamos dando la última vuelta por el pueblo nos encontramos a  la tía Fernanda, tía de mi madre, que es una mujer llena de vitalidad y energía. En cuanto la llamé vino corriendo a darme un beso y un abrazo muy grandes, y claro, ella que tantas ganas tiene de verme casada, ¡pobrecita! , no pudo evitar hablarle al muchacho como si fuese mi novio. Solo somos amigos, respondimos los dos a la vez, “ah, bueno”, dijo ella, “si no estáis muy enamorados, para casarse y separarse a los cuatro días, val más que no lo hagáis”. Perdonad que incluya esa expresión tan asturiana aquí. Entonces ella nos arrolló a los dos con su simpatía y alegría, ella estuve sesenta y cinco años casada, y por supuesto que hubo momentos buenos  y otros no tanto, pero se quisieron y tiraron para adelante. Y cuando llegaron a las bodas de oro, a las que ella pensó que igual no llegaban, lo celebraron por todo lo alto, invitando a todos los sobrinos de los dos lados, porque como ella dice nos quiere a todos por igual. Nos animó a disfrutar de la vida y de la juventud, que se marcha rápido, pero sobre todo si hay algo que quiere Fernanda es que le demos mucho amor, y de eso os puedo asegurar que no le falta, tiene 32 sobrinos nietos, y todos queremos a esta gran mujer con locura. Por cierto, que no os lo había contado, ¿sabéis quién fue la que más bailó en la boda?, pues Fernanda, ¿queréis saber cuántos años tiene?....nada más y nada menos que ochenta y ocho, y que le quiten lo bailao y que siga bailando muchos años más.

Yo cuando sea mayor quiero ser como Fernanda, el ejemplo y la ilusión ya lo tengo, ¿verdad? Además, al igual que ella yo soy de las que no se rinden, así que seguiré luchando por mis sueños.

Y para terminar os dejo con una de esas piezas de música que me sirven de inspiración, que por cierto, sonó muy bien en la boda de mi hermana la Cantata 147 de Bach, espero que os guste.