jueves, 1 de agosto de 2013

Haifa Al Mansour y la bicicleta verde

Los que seguís mi blog sabéis que tengo cierta debilidad por los temas que afectan a la mujer, y especialmente, a la mujer musulmana, que por desgracia no tiene los mismos derechos que nosotras. Pues bien, hace muy poco en la BBC tuve la oportunidad de conocer un poco a Haifa al Mansour, directora de cine de Arabia Saudí, quien ha tenido la fortuna de poder dirigir una película en ese país, en el que los signos de apertura son más bien escasos, y donde las mujeres son discriminadas de manera flagrante.

Arabia Saudí es un país donde las mujeres son especialmente discriminadas, no pueden conducir, son obligadas a vestir la abaya y el niqab, y no pueden trabajar con hombres. Sin embargo, como decía Haifa, no hay una ley que prohíba a las mujeres conducir, se trata de una costumbre patriarcal que ha prevalecido a lo largo de los años. No hace mucho tiempo los clérigos más radicales exhortaban a azotar a aquellas mujeres que llevasen los ojos pintados de forma sexy y provocativa, lo que da una idea de la represión que sufren las mujeres de ese país.

Haifa al Mansour es hija del poeta Abdul Rahman Mansour, quien se preocupó por proporcionarle a su hija una esmerada educación, y creía que esta, a pesar de haber nacido mujer, era capaz de lograr cualquier cosa que se propusiese. Fue él quien le inculcó el amor por el cine, y así Haifa soñaba desde pequeña con realizar un día una gran película en su país. Desgraciadamente, sabía que ser mujer era un gran inconveniente para su proyecto, por lo que a menudo pensaba que no sería capaz de realizar su gran sueño.

Pero ese día llegó, con la ayuda de un príncipe de la familia real Saudí, que proporcionó la financiación necesaria, se rodó “La bicicleta verde” o “Wadjda”, que cuenta la historia de una niña que vive en Riyadh, capital de Arabía Saudí, y sueña con tener una bicicleta verde. Sin embargo, la sociedad que la rodea está convencida de que una bicicleta es un gran peligro para la virtud de una niña de esa edad, por lo que debe afrontar la incomprensión e intolerancia de la sociedad patriarcal a la que pertenece. La bicicleta es una metáfora de la discriminación que sufren las mujeres en ese y en otros muchos países, que ha llevado a muchas a rebelarse contra el sistema patriarcal que las considera ciudadanas de segunda categoría.
La película fue rodada en Arabia Saudí, con sus ventajas e inconvenientes. Así, la directora se vio obligada a dirigir algunas escenas desde una furgoneta, ya que como hemos dicho las mujeres no pueden trabajar con hombres, ni pueden caminar libremente por las calles. En contraposición las dos actrices protagonistas son mujeres de nacionalidad saudí, todo un hito.


Haifa es una mujer alegre, que no busca rebelarse contra un sistema que sabe injusto, sino que pretende cambiar las cosas desde dentro. Ha debido afrontar críticas desde su propia familia, ya que consideran que su trabajo es antirreligioso, algo que ella ha negado, ya que en su mente no está ofender a nadie, aunque no piense de la misma manera que ella.


Sin duda su experiencia es muy positiva e inspiradora, si ella ha sido capaz de hacer realidad su sueño creo que yo también soy capaz de hacer realidad los míos, por mucho que me cueste, o por muchas trabas que me pongan en el camino. Ella no se rindió, luchó, se formó y siguió adelante y hoy “La bicicleta verde” recibe toda clase de alabanzas y abre nuevas esperanzas para  muchas mujeres que también sueñan con hacer realidad sus sueños, habrá que seguir su ejemplo, ¿no os parece? Yo ya tengo ganas de verla, ¿y vosotros?

Hoy os he dejo con el tráiler de la película, espero que os inspire tanto que me ha inspirado a mí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario