martes, 11 de septiembre de 2012

Recordando a Lee Remick


La semana pasada como ya sabréis estuve de visita en La Casa de la Vida, donde conocí a un grupo de mujeres fabulosas que han sobrevivido al Cáncer de mama, un momento sin duda muy duro para cualquier mujer. Durante esa visita surgió el nombre de una famosa, cuyo nombre no voy a citar, que ha pasado recientemente por la enfermedad, y que algunas de ellas opinan que ha ayudado a muchas mujeres al hablar sin tapujos de ella. En ese momento pensé, “ya, pero es que antes que ella lo hizo Lee Remick”, así que le quiero dedicar a ella este post.

Lee Remick fue una de las mejores actrices de la época dorada de Hollywood, era una mujer bellísima, con unos ojos azules hermosísimos y llenos de vida, en su momento se habló de ella como la Brigitte Bardot americana. Participó en películas tan memorables como “El largo y cálido verano”, junto a Paul Newman o “Anatomía de un asesinato” en el que compartía protagonismo con el gran James Stewart. También destacó  en numerosas obras de teatro, si bien una de sus mejores interpretaciones fue la que le valió una nominación al óscar en “Días de vino y rosas”. Una durísima historia que retrata el drama del alcoholismo a la perfección, y en la que compartió protagonismo con otro grande: Jack Lemon.

Debo decir que Lee Remick es una de esas actrices a las que más he admirado, no sólo por sus grandes interpretaciones, sino por el coraje al que se enfrentó a su enfermedad, un cáncer de hígado. Ella también habló sin ningún tapujo de su enfermedad, a la que se enfrentó con valentía y coraje, una lucha sin tregua que ella definió como drástica y horrible. Recuerdo que tan sólo un par de meses antes de su muerte plantaba un árbol ante numerosos fotógrafos, un símbolo de vida con el que pretendía demostrar su apego a ella. Estaba convencida de que superaría la enfermedad, desgraciadamente no fue así, sus preciosos ojos azules se apagaron para siempre el 2 de julio de 1991. En el recuerdo quedan sus memorables interpretaciones en la gran pantalla, y que mejor recuerdo que ese.

Os dejo un vídeo que he encontrado en Youtube en el que nos ofrecen algunas de las mejores escenas de “Días de vino y rosas”. Si no conocéis la historia os la explico brevemente, Lee Remick interpreta a una muchacha joven e inocente que conoce a un hombre de negocios alcohólico interpretado por Jack Lemon. Poco a poco la joven e inocente muchacha, que al principioni siquiera bebe , se ve arrastrada hacia el alcoholismo por su pareja. Se trata de una durísima e intensa película, que nos ofrece una visión bastante desgarradora del alcoholismo y sus consecuencias. En opinión del autor del vídeo esta gran actriz debió ganar el óscar, aunque ya sabemos que los miembros de la Academia tienen sus propias ideas, que no siempre coinciden con las nuestras.

Espero que os haya gustado este post que le dedicado a Lee Remick, una de las grandes del cine,sirva para homenajear también a tantas otras personas a las que el cáncer arrebató sus vidas,  ¡ojalá encuentren pronto una cura!.



Si queréis saber más de esta gran actriz os invito a visitar este enlace donde nos cuentan con más detalle su biografía 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada