viernes, 7 de septiembre de 2012

Más de la casa de la vida


En este post me gustaría seguir contándoos más cosas de las chicas de la Casa de la Vida, ya que me contaron tantas cosas que en su sólo post no fue necesario, así que allá vamos.

Nunca me había planteado cómo sería la vida cuando te diagnostican un cáncer de mama, la mastectomía ya de por si sola tiene que ser un trauma difícil de asumir, el cambio corporal es tremendo. Por si fuera poco, el tratamiento tan agresivo que reciben no sólo hace que les caiga el pelo, sino que también provoca un envejecimiento prematuro corporal, ya no son las mismas chicas que solían ser. Las consecuencias del tratamiento, son además de las que todos conocemos, hinchazón a causa de los corticoides, dolor de huesos, vómitos en la gran mayoría de los casos, si bien Geno nos contaba que ella no tuvo un solo vómito. Además les quitan los dulces y el marisco, algo que la gran mayoría de las personas, yo la primera llevaríamos muy mal, ¡con lo que me gustan los dulces! Sin embargo ellas, lo asumen todo de tal manera que no les cuesta ningún trabajo, hacen lo que tengan que hacer para recuperarse, como me decía Geno: “Yo fui a varias bodas y comuniones y lo aguanté bien”, y eso a pesar de quedarse mirando embobada los escaparates de las pastelerías, ¡pero que fuerza de voluntad!
Luego está el tema de los pañuelos, yo asumía que cualquier pañuelo sirve, y me he llevado una gran sorpresa al comprobar que no es así, tienen que ser de una microfibra especial, sin costuras para que no haga daño, también tiene que filtrar muy bien los rayos solares permitiendo una correcta transpiración a la vez. La gran mayoría utilizan los pañuelos de la marca Buff, que además de cumplir todas esas funciones son fáciles de colocar, algo imprescindible, ya que suelen tener dificultad para mover el brazo afectado por la operación.


Todo listo para ir de Feria este fin de semana

Estas chicas sin embargo son incombustibles, y lleva todo lo relativo a su enfermedad con mucho coraje, durante mi visita no pararon de reír, y como ya he dicho  lo que más hicimos fue hablar, cosa muy sana. No dejaban de decirme que se iban de feria este fin de semana, en el Centro Asturiano de Mareo, así que si queréis pasar por allí este fin de semana os estarán esperando, así que ya lo sabéis, además la entrada es gratuita.

No les falléis, os necesitan, como ya os dije ayer necesitan fondos y si os podéis hacer socios o patrocinadores mejor, todo lo que podamos hacer por ellas es poco.

Os esperamos este fin de semana.

Haced como yo, poneos el lazo rosa cerca del corazón, porque ahí es donde tengo yo a estas chicas en el corazón

No hay comentarios:

Publicar un comentario