viernes, 15 de marzo de 2013

¿Quién dijo que ya está todo hecho?


El pasado miércoles tuve la oportunidad de ver una conferencia muy interesante de Ángeles de la Concha, catedrática de la UNED, y miembro del equipo docente de Ejes de la Literatura  Medieval y Renacentista, mi asignatura favorita del grado. Dicha conferencia trataba de igualdad básicamente, analizando el papel de la mujer en la literatura actual y tradicional, “50 sombras de igualdad”, era el título de dicha conferencia. Por supuesto me enganchó, tengo que reconocer que doña Ángeles es una gran profesora, y como buena filóloga  sabe hablar muy bien, transmitiendo una profesionalidad y un saber estar que ya quisieran muchos y muchas ;-).


En fin, no se habló solo de la literatura tradicional, que se habló, sino también de esa literatura que ahora está tan moda, como 50 sombras de Grey, libro que yo no he leído, ni tengo intención de hacerlo, y alguno que otro que mencionó de ese estilo, pasando también por series de televisión bastante famosas entre las adolescentes. Todas estas obras tienen algo en común, la chica es sufrida, en algún caso como en el Diaro de Bridget Jones, entrada en carnes, y se enamora siempre de un chico escandalosamente rico, que a veces la trata muy mal, faltándole al respeto y menospreciándola cuando le parece oportuno.

Estos movimientos, que reciben el nombre de post feminismo, están en pleno auge, y parece ser que son seguidos por una gran parte de mujeres, que creen que ya está todo hecho y por tanto la lucha por la igualdad ya no tiene ningún sentido.  Ahora las muchachas jóvenes, se sienten atraídas por el chico duro y canalla, que no entiende el significado de la palabra respeto, y considera a su pareja un ser inferior al que debo someter. Mientras tanto estas chicas, que no se deben querer mucho, aceptan esta sumisión sin rechistar, a veces le ríen las gracias al tonto que han elegido por pareja, algo que a mí personalmente me parece totalmente ofensivo.
Hace un mes venía de presenciar en Oviedo un concierto maravilloso de la OSPA en el autobús, con una de estas parejas sentada en el asiento posterior al mío. Desde el primer momento me di cuenta de la clase de chico que llevaba sentado detrás, así como el grado de sumisión al que la chica estaba sometida, esta era incapaz de llevarle la contraria al troglodita que llevaba por pareja. Me puse los auriculares a todo volumen, prefiero escuchar el Réquiem de Mozart antes que al tonto este, pues nada, su volumen superaba con creces al de mi música, así que me tocó escuchar las barbaridades de este ser de la época de las cavernas todo el viaje. Una auténtica tortura, pero lo más triste es pensar en la chica, que lejos de cambiarse de asiento y exigir un poco de respeto para su persona le reía las gracias, y cuando el tono subió más de la cuenta, lo único que fue capaz de decirle fue un “oye”  bastante pusilánime.

Hace poco nos decía la tutora que los movimientos feministas ahora solo llegan a las mujeres de más de 50, como dicen mi tutora y la propia doña Ángeles, queda mucho camino por recorrer, y para muestra las cifras de violencia de género que nos escandalizan en los informativos de manera constante. No es cierto que los movimientos feministas ya no son necesarios, claro que lo son, es importante llegar a estas muchachas que ahora mismo están abocadas al abismo, emparejadas con seres despreciables que en el futuro les causarán mucho sufrimiento.
Desde mi punto de vista lecturas como The Mad Woman in the Attic, o A Room’s of One Own, son básicas  para entender que como mujeres tenemos que buscar y perseguir el lugar que nos corresponde en la sociedad, seguir  luchando contra los techos de cristal, la brecha salarial entre hombres y mujeres, y exigir el respeto y la dignidad que toda mujer merece. Si tú no te respetas nadie lo hará, así que si tu pareja sube el tono de voz cuando se dirige a ti, o te hace sentir que vales menos que él, no lo dudes, déjale, porque un ser que no te respeta no te merece, y sin duda tú sí que mereces más.
Los medios de comunicación están fomentando un estilo de mujer que no existe, no somos altas, delgadas, cual modelo de Victoria Secrets, ni estamos siempre perfectas, tampoco podemos ocuparnos de todo, la casa, el trabajo, los niños,  y desde luego no todo el mundo puede comprarse el traje de Armani, o para gastarse 200 € en cosmética de lujo. Somos seres humanos, que merecemos el mismo respeto que los hombres, el mismo sueldo también, y solo trabajando juntos en armonía lograremos hacer de esta una sociedad más justa y equitativa.

Como bien dice doña Ángeles, vivimos una época de profunda crisis, económica, de valores, pero sobre todo hay muchas mujeres que viven una crisis de identidad manera constante, no dejemos que este momento tan duro que estamos viviendo nos arrebaten lo que es nuestro.
Os dejo el enlace de la conferencia de Ángeles de la Concha, realmente interesante y enriquecedora, no os lo perdáis.


En la historia hemos tenido grandes mujeres que han luchado por nuestros derechos, en su día os he hablado de algunas, a ellas les debemos mucho, nuestras vidas no serían lo que hoy son, si ellas no hubieran peleado en su día con uñas y dientes contra una sociedad que les daba la espalda. En la historia de la música también hay grandes nombres que han sido eclipsados por sus contemporáneos varones, hoy os dejo con una de esas mujeres que tanto  luchó por sus derechos Alma Mahler, espero que os guste


4 comentarios:

  1. Hola Aida, muchas gracias por tu comentario, me alegro que te haya gustado la entrada, un día de estos tenemos que tomar un cafetín para hablar de estas y otras cosas. un besín

    ResponderEliminar
  2. Toda la razón. Yo tampoco he leído las 50 sombras y estaba empezando a creer que era un bicho raro. Confieso que Bridget me gusta pero es por otras cosas, por todas las connotaciones que tiene en referencia a Orgullo y prejuicio(a la autora le gusta tanto que llamó Darcy a su protagonista y en la peli pidió que lo representara Colin Firth, el Darcy de la serie de la BBC).
    Me dejas de piedra con la historia del autobús, parece que eso nos pega solo para mujeres de cierta edad y por desgracia las chicas jóvenes están borrando de alguna manera los logros que tanto han costado. Esperemos que Gray sea solo una moda pasajera.

    ResponderEliminar
  3. Hola Marigem:

    Pues sí, lo del autobús es verídico, por desgracias las chicas jóvenes se sienten atraídas por ese tipo de chico dominante y canalla, que no las respeta y las anula, espero que esa tendencia cambie y se den cuenta de que eso no es amor. Veo que eres de las mías, yo también soy fan de Collin Firth, el auténtico Mr Darcy, los demás son imitadores ;-). Me dan ganas de ver la serie ahora mismo, dónde la podré encontrar. Un beso y gracias por estar ahí.

    Noe

    ResponderEliminar