viernes, 8 de marzo de 2013

Feliz Día de la Mujer


Hoy ocho de marzo es un día muy especial para todas las mujeres, ya que es el Día Internacional de la Mujer, en el que conmemoramos la lucha de la mujer por  la igualdad con el otro sexo. Este día se lleva celebrando desde 1911, y fue en 1977 cuando las Naciones Unidas proclamaron este día como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

Este año el día de la mujer está dedicado especialmente a la lucha contra la violencia de género, que como ya sabréis, es una lacra que está lejos de ser erradicada, es más, a veces tengo la sensación de que cada día vamos a peor en ese aspecto. Las políticas no funcionan, y en las noticias el asesinato de alguna mujer a manos de su pareja es algo demasiado frecuente.

Hace tan solo unos días en el seminario de la UNED de Mundos Anglófonos, que ahora estamos dedicando a los movimientos feministas, nuestra tutora, feminista de pro, nos decía que aun queda mucho por hacer, ¡y cuanta razón tiene!

Son muchas las mujeres que no cobran lo mismo que los hombres desempeñando el mismo puesto de trabajo, y también es verdad que si a una mujer le ofrecen un ascenso, muchas veces se ve obligada a renunciar a él por sus responsabilidades familiares. ¿Quién se va a ocupar de recoger a los niños?, pues quien va a ser: la mujer, pues aunque hay muchos hombres que ya empiezan a implicarse en las tareas del hogar, todavía quedan muchos que no están por la labor. Este fenómeno se denomina “Techo de Cristal”, o “Glass Ceiling”, e impide a muchas mujeres avanzar en su carrera profesional, pero eso no debería ser así, ¿verdad?

En una sociedad con unos valores en decadencia, en la que damos prioridad a lo material sobre todo lo demás, todos queremos tener más, pero eso sí, que nos cueste el mínimo esfuerzo posible, la mujer debe luchar el doble para conseguir sus objetivos. Es por eso que la lucha no puede decaer, debemos seguir reivindicando nuestros derecho en esta sociedad, debemos ser escuchadas y tomadas en cuenta, y no solo como mujeres. A mí también me gustaría que no me descartaran de ningún proceso de selección por tener 38 años. Las mujeres, sea cual sea nuestra edad, somos grandes trabajadoras, intuitivas, luchadoras, cuando nos comprometemos con algo lo hacemos al cien por cien, y no dejamos nada por hacer. Como decía una compañera, “yo  nunca vi a una mujer volver con una copa de más de una comida de trabajo; en cambio hombres…” No vamos a decir que eso sea algo que pasa muy a menudo, pero bien es verdad que yo he visto jefes que estaban poco en su puesto de trabajo, y que salían de manera constante de la oficina, solía encontrarlos de paseo por los pasillos, no sé a qué se dedicarían.

Está claro que hombres y mujeres deben trabajar en condiciones de igualdad, que nadie es mejor que nadie, y que si colaboramos todos juntos y nos esforzamos haremos que esta sociedad funcione mucho mejor. La unión hace la fuerza, y no se trata de que un sexo  arrincone al otro, sino de ayudarnos mutuamente y de ser solidarios con las necesidades del otro, solo así podremos salir adelante.

Clara Campoamor luchó por el derecho al voto femenino
así que le debemos mucho a esta gran mujer
Hoy me gustaría dedicar mi entrada a grandes mujeres como fueron Clara Campoamor, Victoria Kent, Emmeline Pankhurst, Eva Canel, Rita Levi, mujeres a las que debemos mucho. Pero también esas que siguen trabajando sin descanso como Margarita Salas, Judith Torrea, que se juega la vida en México, a Malala, y tantas otras que siguen luchando por nuestros derechos a veces poniendo sus vidas en peligro por ello.
El camino es arduo y largo, pero no nos vamos a rendir, ¿verdad?


Os dejo con un vídeo conmemorativo de nuestro día, con imágenes de mujeres que son bandera de nuestra causa, feliz fin de semana




2 comentarios:

  1. Muy buen post, en cierto modo me motiva a seguir con nuevos retos como emprendedora en un sector un poco machista como es el de edición de libro...
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Mucha suerte Aida, ya verás como todo te sale bien, el que la sigue la consigue. Un beso muy grande

    ResponderEliminar