jueves, 7 de marzo de 2013

Segundas partes mejores que las primeras


El último día escribía desde la frustración al saber que mis errores del pasado volvían para darme una bofetada, en forma de beca negada. Pues bien, hoy escribo desde la alegría de saber que la vida es muy generosa y da segundas oportunidades, aunque el ministerio piense que esas segundas oportunidades tienen que salir de tu bolsillo, aunque estés en paro sin cobrar nada desde hace bastante tiempo.

El caso es que empiezan a publicarse las  notas, de momento tengo tres, y el resultado no puede ser más alentador, de momento llevo dos sobresalientes y un notable, que no está nada mal. El primero de esos sobresalientes es inglés, asignatura que no tiene ningún misterio para mí, tengo el Advanced, un examen muy difícil de Cambridge que aprobé en el 2005, así que ya tenía medio trabajo hecho. Los otros sí que me costaron un gran esfuerzo, sobre todo Comentario, asignatura muy hermosa, con unas lecturas obligatorias deliciosas, pero muy intensa, a la que hube de dedicar mucho tiempo.

Estas últimas semanas había cruzado por mi cabeza un pensamiento bastante negativo, ¿y si esto es demasiado para mí?, a lo mejor no puedo con ello, así que estas notas me están demostrando que sí puedo. Me faltan todavía tres notas que espero como agua de mayo, posiblemente no sean tan buenas como esta, incluso no descarto algún que otro suspenso, pero no pasa nada, es un buen comienzo del que me siento muy orgullosa. El camino será largo, tan solo acaba de empezar, pero ya he empezado a dar mis primeros pasos y los estoy dando con fuerza y aplomo, pero sobre todo con muchas ganas. Me estoy demostrando que sí puedo, que si me caigo me vuelvo a levantar, y que nunca es tarde para retomar aquello que dejamos inacabado, aunque hayan pasado casi veinte años y pensemos que es tarde, nunca lo es.

Como decía mi tutora Natalia, he tomado la decisión correcta, y seguramente dentro de unos años cuando ya tenga el título, o esté cerca de tenerlo me daré cuenta de lo acertado de mi decisión. Quien sabe, puede que hasta acabe escribiendo crítica feminista, o dando a clases a alumnas que dejaron pasar su primera oportunidad un día, para aferrarse con más fuerza a la segunda, el destino ya está en mis manos, ¿quien sabe lo que ha de venir? ¿Quién dijo que segundas partes nunca fueron buenas?, en mi caso está claro que la segunda parte está siendo bastante mejor que la primera.


Y para terminar os dejo con un vídeo de Anna Netrebko en el Liceo, donde interpretó recientemente Iolanta en concierto con gran éxito. Ya os contado en otra ocasión el argumento de Iolanta de Tchaikovsky, es una princesa ciega, hija del rey de la Bretaña, que sin embargo no sabe que lo es ya que su padre el rey obliga  todos sus sirvientes a fingir que la ceguera es el estado normal de los seres humanos. Así Iolanta desconoce la existencia de la luz y el color, sin embargo sabe que en su vida falta algo, aunque no sabe qué. En esta preciosa Aria nos canta su tristeza, el canto de los pájaros ya no le parece tan alegre como antaño y el sonido del viento que antes la llenaba de gozo ahora le parece lúgubre. Toda una metáfora de una sociedad que a veces de deja engañar y manipular, o que permanece ciega y sorda ante sus problemas, si bien parece que al igual que Iolanta, nos estamos dando cuenta de todo y parece que vamos despertando de nuestro letargo. Espero que os guste el vídeo tanto como a mí.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena, me alegra mucho. Has tomado la mejor decisión, yo creo en las segundas oportunidades(excepto asesinos, violencia de género y cosas así) y empezar a estudias un poco más tarde de lo habitual es algo bueno, se toma con otra madurez y yo creo que es un acierto. Y la beca, que se la coman, aunuqe yo sigo dolida con mi caso, que me gasté un dinero en fotocopias de informes médicos y cartas certificadas para nada. Un besito y preciosa tu entrada del día de la mujer.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marigem:

    Te comprendo perfectamente, es injusto que tengamos que pagar por los errores de otros, aunque en mi caso los errores son míos, solo que habían pasado tantos años que ya no esperaba que me pasaran factura, en fin. Que gracias a vosotras me he sentido menos sola estos días, y las notas de momento han sido un motivo más de alegría, ahora a ver las que faltan por salir, que me tienen de los nervios. Me gustó mucho tu entrada del cine, que a mí también me encanta, pero ahora me temo que será un lujo que me permitiré solo de vez en cuando, todo sea por la carrera que la quiero sacar cueste lo que cueste.
    un beso

    ResponderEliminar