domingo, 24 de marzo de 2013

En el día internacional del agua


Ayer se celebró El Día Internacional del Agua, un recurso natural de vital importancia para la vida en la tierra, sin ella no hay vida, y los seres vivos nos veríamos abocados a la desaparición.

En muchas comunidades, en lugares quizá no tan lejanos como pensamos, sus habitantes no tienen accesos al agua potable, por lo que  las enfermedades como el cólera, o el tifus, son una auténtica epidemia que acaba muchas vidas. En otros lugares las familias se ven obligadas a caminar miles de kilómetros para conseguir ese preciado líquido, sin él que sus hijos no sobrevivirían. Algo que quizá nos resulte incomprensible a los que vivimos en las grandes ciudades, que no tenemos más que abrir el grifo de agua corriente para darnos un baño,  o simplemente saciar nuestra sed.

Sin embargo, es mucho lo que podemos hacer para preservar este bien tan preciado y escaso, porque no nos equivoquemos, el agua no es infinita, y si no cuidamos su conservación con un uso responsable en el futuro también tendremos escasez, igual que esos pueblos que ahora nos parecen tan lejanos. Gestos tan aparentemente inocentes como dejar un grifo abierto mientras hacemos las tareas del hogar, o dejarnos el grifo abierto mientras nos cepillamos los dientes, pueden suponer el principio del fin de nuestras reservas. Y quizá no tarde en llegar el día en que nosotros sepamos de primera mano lo que significa la escasez y tener que caminar a la fuente más cercana, que puede estar más lejos de lo que pensamos por tan preciado líquido. Algo que sin duda nuestras abuelas sabían perfectamente, pues ellas debían acudir con sus cántaros a las fuentes, como la de Santarrúa en Candás, y debían lavar en el lavadero, cargando con la colada en pesados baldes, mientras a menudo llevaban a los niños de la mano o a cuestas. Ellas sabían lo que es la vida dura, y aunque ahora lo damos todo por hecho, no es cierto que las cosas no cuesten nada,  un mal uso en nuestros días puede suponer que mañana no tengamos nada, así que cuando pensadlo la próxima vez que abráis un grifo en vuestra casa.

Debemos preservar nuestros mares y océanos, dónde
vivirán estas criaturas si acabamos con ellos
www.kootation.com


También me gustaría recordaros que los océanos también deben ser conservados, todo lo que tiramos al mar puede suponer la muerte para un indefenso pez, poniendo en peligro así muchas especies animales que viven en el fondo del mar. El plástico envenena a los peces, las famosas tiras de plástico de las latas de refresco ahogan a los delfines, y si sigo la lista es interminable. El fondo del mar, está lleno de seres vivos, nuestros océanos son suyos, su hábitat, y no tenemos ningún derecho a molestarles, si contaminamos de manera constante los mares y océanos estaremos contaminando a estas especies a la desaparición, algo irreparable que no debe llegar a suceder.

Recuerdo una película preciosa que vi hace unos años “Happy Feet”, en ella su pingüino protagonista preguntaba que por qué nos llevamos sus peces, y no paraba de decir que estamos acabando con ellos. Algo que debería hacernos pensar, ¿por qué estamos acabando con la vida de todos los seres vivos?, no nos pertenecen, y esta tierra es tan suya como nuestra, ¿cuándo lo entenderemos?


Hoy no os dejo con un vídeo musical como otras veces, os dejo con un vídeo en el que nos invitan a cuidar y preservar nuestros océanos, conservando así a todas las especies animales que en ellos habitan. Que tengáis un gran domingo




No hay comentarios:

Publicar un comentario