martes, 5 de marzo de 2013

No me van a quitar la ilusión, no me voy a rendir


Ayer después de volver de mis clases en la UNED, me encuentro con un correo del ministerio en el que me notifican que ya han resuelto la tramitación de mi beca, solo me tengo que descargar un enlace para saber el resultado. El caso es que me descargo el dichoso enlace después de un montón de intentos, y me llevo una grandísima decepción, mi beca ha sido propuesta para ser denegada. Eso sí, el ministerio tiene a bien concederme el derecho a pataleta, por lo que tengo quince días de plazo para presentar una reclamación contra la citada resolución.

Me deniegan la beca en base a mis antiguas calificaciones en Trabajo Social, algo que ya venía temiendo que ocurriría, ya que no eran precisamente buenas. El caso es que de eso han pasado nada menos que diecinueve años, que eran otros tiempos, que me había visto algo forzada a estudiar aquella carrera, que no era evidentemente lo que yo quería hacer. En fin, que no me voy a enrollar con algo que pasó hace tanto tiempo, no merece la pena, pero por qué tengo que seguir pagando los errores de hace tantos años.

Supongo que alguien me responderá que si las bases, patatín patatán, el caso es que yo no soy aquella Noelia, la de entonces no sabía ni quien era, ni lo que quería hacer con su vida, era fácilmente manipulable, y estaba pasando por malos momentos. Todo aquello ya me pasó factura en su día, pero me repuse y seguí adelante con mi vida, me volví a levantar y decidí dejar atrás todo lo que había sido, ya no importaba.

La Noelia de hoy, ha trabajado duramente en un café de Londres, también ha sido una de las mejores vendedoras en los grandes almacenes Selfridges, ha tenido que pasar muchas noches sin dormir en un hotel, conservando la mejor de las sonrisas para los huéspedes a pesar del cansancio. Lleva mucho tiempo sin trabajar, no hay manera de encontrar un empleo en esta España que parece que va a la deriva, así que decide retomar los estudios, aquellos que había dejado casi veinte años atrás. Sabe que no será tarea fácil, pero no le asustan los retos, después de haberse ido a Inglaterra sin nada, y haber vuelto con tanto, seguro que lo iba a conseguir. La beca era una necesidad, una persona que no trabaja, evidentemente necesita ayudas para poder sacar adelante esos estudios. Entonces llega el ministerio y te dice que no hay segundas oportunidades, no haber abandonado.

Pero, ¿saben una cosa?, que no me voy a rendir, voy a seguir estudiando con más fuerza aun si cabe, voy a sacar esa carrera, de momento el primer año cueste lo que cueste, no me van a quitar ni la ilusión ni las ganas de seguir adelante con mis estudios. Porque me lo merezco, llevo muchos años esperando por este momento y lo pienso disfrutar pese a quien pese, así que señores del ministerio, no  se preocupen que van a conseguir su objetivo: recaudar unos buenos dineros del bolsillo de esta estudiante que no se rinde. Eso sí, espero que los utilicen para mejorarnos las aulas, contratar más profesorado, que tenemos unos cuantos profesores de baja que no han sido sustituidos, así los demás están un poco quemaditos, algo que estamos pagando los pobres alumnos. Que el dinero de mis tasas universitarias no sirva para pagar ni sueldos de secretarios de secretarios, ni comidas de empresa hasta las cinco de la tarde, o esas reuniones en las que se come mucho, entre otras cosas, y se debate poco. 

Ahora si me disculpan voy a seguir con esos estudios , hoy me toca Mundos Anglófonos, con un tema muy interesante, las minorías y los movimientos feministas, ¡apasionante!

La Noelia de hoy también se deleita con los grandes clásicos, Tolstoy, Dickens, Shakespeare, las hermanas Bronte, en fin, mi lista de autores favoritos es interminable. También me conmuevo con los mejores compositores, Mozart, Bach, Prokofiev, Tchaikovsky, en fin, esa lista también es interminable, hoy me siento un poco como Lucía, a la que se le niega el derecho a elegir a quien amar, y termina volviéndose loca, espero que eso no pase a mí. Hoy me apetece compartir con todos vosotros un vídeo de una de las sopranos emergentes de nuestro país, Mariola Cantarero, una voz maravillosa, que es capaz de transmitir la demencia que embarga a este personaje con tal pasión que llega a provocar una gran desazón en quien la escucha, ¡maravillosa!


2 comentarios:

  1. No sabes cómo te entiendo. Mi hija está repitiendo bachillerato por pendientes porque el año pasado a finales de curso estuvo ingresada con mononucleosis y no pudo examinarse de todas las asignaturas, solo lo hizo de unas pocas y además estuvo el resto del tiempo, parte del verano incluso, en reposo absoluto y con revisiones a cada poco porque le dio muy muy fuerte, fue un susto horrible porque tuvimos que ir 4 veces a urgencias hasta que le dieron con lo que tenía. Tengo informes médicos que explican que no pudo ir a los últimos exámenes porque estaba en Cabueñes, de hecho repite con las asignaturas a las que no se presentó, el resto lo había aprobado y me denieganla beca de ayuda a libros y transporte. No sé si ella habría aprobado si hubiese ido a los exámenes, eso es imposible de saber, pero estaba en el buen camino y nadie tiene la culpa de tener un problema de salud. Solo se han quedado con lo malo, no ven que iba aprobando,que tiene un historial impecable, que ha aprobado precisamente las asignaturas cuyos exámenes se hicieron los primeros. Nada, les da igual. Pues aunque tenga que atracar un banco mis hijos no se quedan sin estudiar. Pero lo que me fastidia es que de casualidad me entero de subvenciones estúpidas que sí que dan, y eso no es justo. Deberían valorar cada caso individualmente, si hace 19 años sacaste malas notas se da por hecho que el tiempo pasa para todos, que miren lo que haces ahora. Desde luego. Estoy indignada. Un besito y ánimo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marigem:

    Yo también estoy indignada, pero si te digo la verdad ya me lo estaba temiendo, esta gente me pidió las notas del último año cursado en la universidad, no de mis PEC, que son bastante buenas, así que casi que contaba con ello. Se están haciendo recortes en sanidad, en educación, en fin, en todo lo que no se debería recortar,pero a mí no me van a doblegar. Como decía una amiga mía nos quieren "aborregar", pero conmigo no lo van a conseguir porque no me pienso rendir. Siento mucho lo de tu hija, menos mal que ya está bien, y por supuesto que es muy injusto, porque estuvo enferma así que de ninguna manera habría podido ir a los exámenes, si es que además estaba en la cama del hospital, hay que ser borrego. Pero esta gente no tiene entrañas, van a lo suyo, pero lo dicho, yo no me rindo,y tu hija tampoco debe rendirse, que siga adelante, que ya verás que el año que viene será mejor. Nuestro esfuerzo y nuestra lucha al final serán compensados, ya lo verás. Un beso muy fuerte y gracias por los ánimos, te los envío de vuelta ;-)

    ResponderEliminar