martes, 31 de diciembre de 2013

Feliz 2014

Hoy 31 de diciembre despedimos el 2013, un año que ha sido complicado para muchas personas, ya que no podemos olvidar que seguimos viviendo una de las peores crisis económicas de todos los tiempos, y son muchos los que no tienen nada a lo que aferrarse para tener esperanza en el futuro. En mi caso ha sido un año lleno de nuevas aventuras, como mi regreso a la universidad, algo que me daba mucho miedo al principio, pero que luego resultó ser la mejor decisión que haya tomado en mucho tiempo. Ha sido un año con alegrías y tristezas, quizá porque la vida se compone precisamente de penas y alegrías. He despedido a dos personas muy importantes en mi vida, pero también han llegado a ella personas maravillosas, que me colman de felicidad.

Dentro de unas horas despediremos el 2013 y daremos la bienvenida
 al 2014, que todos vuestros sueños se hagan realidad
Hace poco hablaba de la importancia de los amigos en nuestras vidas, y este año que hoy despedimos ha sido sin duda el año en el que más amigos se han unido a mi vida. Juntos hemos vivido momentos de nervios en época de exámenes, para después brincar de alegría con las notas. También hemos gritado al unísono que no queremos ser portada de los lunes al sol, y nos hemos apoyado los unos a los otros, como hacen los amigos de Parejas Orientadoras. Algunos amigos especiales me han acompañado en mis paseos por Gijón, aportando serenidad y tranquilidad a mi a veces turbulenta existencia. Y hay amigos que han estado apoyándome desde la distancia para que poco a poco vaya creyendo en mi misma, y vaya descubriendo el camino que me llevará a vivir algo maravilloso en un futuro tal vez no muy lejano. 


Podría hablaros de mis propósitos de año nuevo, son muy simples, quiero que mi carrera en la universidad siga como hasta ahora, para lo que me propongo seguir estudiando con la misma tenacidad que el año pasado. También me gustaría empezar a dar clases de inglés a niños, y seguir escribiendo en este blog que tanto me está ayudando a crecer. Otro de mis propósitos es seguir rodeada de buenas personas, como todos vosotros, que no habéis dejado de apoyarme ni un segundo y estáis ahí para lo bueno y para lo malo. Algunos estáis muy cerca, así que no tengo más que llamaros para que acudáis raudos a mi vera. Otros estáis en las redes sociales, pero hay que decir que sois igual de diligentes a la hora de mostrarme vuestro cariño y apoyo.

Para todos vosotros es mi último post del año, que el 2014 os colme de bendiciones, que se cumplan todos vuestros sueños, y que pase lo que pase sigamos unidos, porque ya sabéis que la unión hace la fuerza. Como bien han dicho los amigos de No quiero ser portada de los lunes al sol, con muy poco se puede crecer mucho, yo estoy creciendo mucho más de lo que pensaba y en parte es gracias a vosotros por estar ahí.

Y emulando al amigo Julio que desde su blog nos ofrecía la maravillosa Marcha Radetsky de Strauss, yo he decidido dejaros con otros de esos maravillosos valses que nos acompañan cada año en el concierto de Año Nuevo: El Danubio Azul, otra de esas bandas musicales que siempre están presentes en nuestras vidas, ¿verdad?



2 comentarios:

  1. Feliz año!!!!! De verdad te deseo que te salga todo muy bien y a ver si a todas las personas les mejora la situación, que haya paz, amor, luz y salud para todos. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Querida Noelia, como te he comentado en respuesta al "mensaje" que me has dejado en mi blog, sigue por el camino que te has marcado, sigue porque con esa Actitud, tu tesón y tu capacidad de superación conseguirás lo que te propongas y aquí tienes un incondicional...
    Un abrazo inmenso y ojalá podamos desvirtualizarnos pronto.
    Julio.

    ResponderEliminar