domingo, 5 de enero de 2014

Feliz día de Reyes

Un año más llega la noche mágica, esa en la que todos de alguna manera regresamos a nuestra infancia, reviviendo algunos de los momentos más entrañables de nuestra niñez. La Cabalgata de Reyes para mí es uno de esos acontecimientos que procuro no perderme, aunque hace tiempo que dejé de ser una niña sigo disfrutando casi como entonces al ver pasar a sus majestades Melchor, Gaspar y Baltasar. Este año además estamos de enhorabuena ya que pasan justo al lado de mi casa, así que no tengo que ir muy lejos para disfrutar de ese momento tan especial en mi ciudad.
Durante muchos años la Cabalgata de Reyes precedía a la fiesta familiar en casa de mi abuela Ana María, después vino Londres y más tarde el trabajo en el hotel, por lo que dejé de participar en la fiesta. El día de Reyes siempre estaba reservado para los abuelos de Candás, donde siempre me ponían alguna que otra muñeca. Uno de los días de reyes que recuerdo con más cariño fue el de 1980, cuando mis abuelos me regalaron una preciosa muñeca que aun conservo, se llama Chiquitina, y mi hermana María tiene a su hermanito que se llama Chiquitín, que nombres tan originales, ¿verdad? Ese mismo año mi padrino me regaló un precioso cuento: La bella durmiente, que conservo como oro en paño.
Por desgracia mis abuelos ya no están entre nosotros, y este será el primer año en 39 años en el que iré a casa de mi abuela sabiendo que ella ya no va a estar allí. Afortunadamente me quedan todos esos recuerdos maravillosos de aquellos años que atesoraré para siempre en mi memoria.
Dice la tradición que eran tres y le llevaron al niño
oro, incienso y mirra


Y os preguntaréis que les pido a los reyes este año, pues no les pido poco, de hecho ya me adelantaron alguna que otra cosilla, como un diccionario de francés, con la condición de que estudiase, eso sí, que si no lo hago se lo vuelven a llevar ;-). En fin, por lo demás les pido en primer lugar mucha salud, en esta casa hemos empezado todos el año con gripes y catarro, así que me parece más que oportuno pedir alguna mejora en este sentido. Después les pido volver a aprobar todos mis exámenes entre enero y febrero, y como los reyes para eso necesitan cierta ayuda, ya pongo yo de mi parte todo lo que puedo. Les pido un sobrino, a ver si no tarda ya mucho en llegar. Y para terminar como este año me he decidido a dar clases particulares de inglés a niños, les he pedido alumnos, a ver si así poco a poco vamos saliendo adelante. Tampoco me olvido de quienes están sufriendo, así que les pido por los niños de Siria, para que termine esa maldita guerra y vuelvan pronto a sus casas. También pido por la gente de Sudán del Sur, porque aunque no se habla mucho de ellos en los medios también están viviendo momentos muy difíciles, que ya han se han cobrado la vida de muchas personas. Me gustaría pedirle a los reyes magos nuevos gobernantes que se preocupen por los ciudadanos que les votan. Que tengan piedad de todas esas personas que están sufriendo las consecuencias de la crisis. Algunas de esas personas lo han perdido todo en estos años, hasta la dignidad y ya no les queda ninguna esperanza. Por desgracia nadie parece estar interesado en resolver la situación de tantas familias sin trabajo, sino que más bien parecen preocupados por no perder el puesto, o en algún caso que ya hemos visto el último tren para empezar algún que otro puente. A los reyes magos les pido que de una vez acabe la crisis para que así las personas puedan recuperar sus vidas y su dignidad.

¿Creéis que los reyes magos me traerán todo lo que les pido?, ¿quién sabe?

Y para terminar os quiero dejar con una maravillosa composición de Francisco Guerrero, otro de esos compositores españoles que nos legaron algunas de las más hermosas obras. En este caso quiero compartir con vosotros este Los Reyes siguen la estrella, espero que os guste.
Feliz noche de reyes a todos, que se cumplan todos vuestros deseos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada