domingo, 16 de febrero de 2014

Remontando el partido

Mi amiga Olga ha compartido en un grupo que las dos seguimos en Facebook: al paro ofertas y demandas de empleo, un vídeo que a más de uno nos ha conmovido y  ha conseguido arrancarnos una gran sonrisa. Este vídeo cuenta la historia de un padre que acude al colegio de su hijo para explicar a que se dedica en su vida. Se dirige a la clase tras un padre bombero, que ha recordado a los niños lo importante que es su trabajo, encarnando sin duda el arquetipo de padre  héroe al que todos los niños admiran. Sin embargo, este padre que está en paro, al ver la reacción de su hijo, que avergonzado esconde la cara tras las manos, decide utilizar un símil futbolístico para salir del paso. Deja así claro que él ahora mismo está remontando el partido más difícil de su vida, como haría cualquier equipo de futbol perdiendo el partido por cuatro a cero. De esta manera nos recuerda que si bien ahora mismo todo parece muy cuesta arriba, y a veces nos cuesta sacar fuerzas para sonreír, la vida continúa y debemos seguir luchando sin rendirnos, porque más tarde o más temprano remontaremos. Reivindica también el papel de la familia, de tantos abuelos que han acogido a hijos pródigos de nuevo en casa. A madres que tienen que trabajar doble jornada en el trabajo y después en casa, donde no hay días libres ni vacaciones, ¿verdad?
Pero si hay algo que este hombre nos recuerda es que no debemos sentir vergüenza por nada. Es cierto que ahora mismo nuestro trabajo precisamente es buscar trabajo, que a todos nos gustaría recuperar el control de nuestra vida, pero si hay algo que debemos tener claro es que no podemos darnos por vencidos, debemos intentar remontar. Como bien dice, la clave está en estar unidos, en jugar en equipo, pues solos no podremos vencer al fantasma del paro. No estamos solos, todos somos un equipo y debemos caminar juntos esforzándonos por sacar lo mejor de nosotros mismos, y tender la mano a quien más lo necesita en ese momento. Puede ser un familiar, o tal vez un gran amigo, ese que tantas veces ha escuchado nuestras penas y con quien tantas veces hemos salido de juerga. Si miramos alrededor veremos que hay muchas personas pasándolo mal, porque si algo está pasando en estos días es que muchos han perdido ya la esperanza. Como dice el padre de Sergio en el vídeo, debemos remontar porque ahora mismo estamos jugando el partido más importante de nuestra vida.
Ya sabéis que yo llevo ya dos años en la UNED, configurando lo que será mi futuro, estoy abriendo nuevos caminos, y de esta manera siento que he tomado las riendas de mi vida. Hoy mientras paseaba con un gran amigo por el Angliru, encontramos a un profesor retirado, que me comentaba que su hijo de treinta y tantos está en el paro, y se está dejando llevar por el desánimo. Yo le contesté que debía buscar algo que hacer con su vida, y volver a estudiar ya sea una carrera o una FP, que también son muy provechosas, podría ser ese el camino para recuperar la esperanza.
Y estas son las impresionantes vistas desde El Angliru, merece
la pena subir hasta aquí y dejar las preocupaciones de lado

Yo reconozco que para mí la vuelta a la universidad está siendo mucho más que un simple retorno a los estudios. Es la oportunidad de demostrarme a mí misma de lo que soy capaz, y retomar una vocación que había creído perdida. Me está sirviendo para conocerme mejor, y de esta manera ahora tengo claro lo que quiero hacer en la vida y sé que ya no me voy a dejar manipular. Tampoco dejaré que vuelvan a abusar de mí como sucedió en el pasado con alguna que otra persona de cuyo nombre no quiero acordarme.

Estoy segura que todas las personas que hoy estáis pasando un mal momento encontraréis una oportunidad para crecer y salir del pozo más tarde o más temprano, pero si hay algo que tengo claro es que  no os podéis rendir. Debéis recuperar la confianza en vosotros mismos, y tal vez sea este el momento para retomar aquel viejo sueño que ya habíais arrinconado para siempre. También es el momento de la formación, porque como bien me dijo mi tutora de inglés nunca es tarde si la dicha es buena, miradme a mí. Como dijo mi amiga Olga cuando me siento rota busco pegamento, luego me confesó que es de una canción de un cantautor que se llama Carlos Chauoen y su canción Rachas de viento. La frase me viene que ni pintada, me sentía rota y encontré pegamento en la UNED. Mi amiga Olga también lo ha buscado después de pasar una racha un poco complicada, pero yo creo que ya lo ha encontrado, ¿verdad Olgui?

Os dejo el vídeo que Olga ha compartido en Facebook por si como a mí os sirve de inspiración ;-). Que disfrutéis del domingo.

2 comentarios:

  1. Cómo me gusta el Angliru a pesar del miedo que me da la subida. Y especto a buscar una alternativa anntes de caer en el desánimo, desde luego 100por 100 de acuerdo. Yo creo que el ser humano es capaz de todo, es el mayor ejemplo de Ave Fénix y puede renacer de sus cenizas una y mil veces, a veces tan solo le falta el empuje. Mi vecina de puerta tiene 60 años y llevaba trabajando en el mismo sitio desde los 16, y hace un año la echaron de mala manera. Yo entiendo la crisis y seguramente no podían tenerla, pero hay formas y formas porque ella era casi de la familia, a veces hasta cuidaba a los hijos de los jefes en sus días libres. Las palabras de la jefa cuando firmaron la lquidación fueron_"Bendito San Rajoy" pues cn la nueva ley casi no le dieron indemnización y pudieron echarla, cosa que antes hubiera sido impensable.ç
    Pues bien, en lugar de intentar quedarse con lo positivo, por ejemplo que tiene tiempolibre que antes no tenía casi ni vacaciones, solo una semana al año, se pasa el día lamentándose. El viernes tuvimos una reunión en el portal porque hay que pintar y se pasó la reunión llorando, está fatal. Pues en este caso creo que alguien debería hacerle ver que es joven y no es tarde, que ya que está prejubilada en lugar de hacer cursos pensando en un trabajo puede prepararse para lo que le guste, ya sea idiomas, pintura, informática o bolillos. Y puede viajar porque con la escasa liquidación ha liquidado la hipoteca. Pienso que el enfoque y el que te hagan ver que hay un futuro siempre ayuda, y este caso es un claro ejemplo, no hay que cogerse a la desgracia y lamentarse. Siempre hay una luz al final del túnel, solo hay que saber buscarla, solos o con ayuda. Un besín y perdona el rollo pero es que al ver el video y el optimismo me acordé de ella el viernes llorando y cada día se queda en casa y sigue llorando, y está perdiendo su vida e incluso su salud porque se queja de dolores de cabeza. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. Una vez más me has emocionado con tu ejemplo de lucha por conseguir tu meta. Yo también ando un poco alicaida con la lentitud de crecimiento de mi empresa. En ocasiones como hoy estoy bajo mínimos queriendo dar lo mejor de mi para mi hija, hacer grande mi empresa y que no se derrumbe la casa por no darle la atención que necesita. Es cierto que en mi equipo esta mi marido, pero no me siento apoyada por él, es como un niño más al que estoy criando y las pocas veces que hacemos equipo me entran ganas de comermelo a besos y gritar lo orgullosa que estoy de todos, pero hoy es un lunes un poco duro y leer tu relato me dá un empujoncito. Gracias

    ResponderEliminar