lunes, 9 de abril de 2012

Federico García Lorca vive en una chabola


El espíritu de Lorca en estado puro

Ayer mientras recogía la cocina decidí poner la tele a ver si había algo interesante, finalmente recalé en la 2, que aún mantiene una programación de calidad a pesar de la crisis. El reportaje que estaban emitiendo realmente me dejó absolutamente conmovida, y triste, muy muy triste.

Trataba de un grupo de mujeres gitanas analfabetas que representaban La Casa de Bernarda Alba por los teatros de España, y como ya he dicho ver a estas mujeres esforzarse al máximo para dar lo mejor de si mismas en el escenario me llegó al alma. No sabían nada de Lorca, ni siquiera si estaba vivo o muerto, para ellas incluso está vivo como dijo alguien en dicho reportaje, y sin embargo supieron dar vida a los personajes que interpretaban con tanto cariño y profesionalidad como el mejor de los actores.

Sin embargo, como no todo podía ser un camino de rosas, la gira no estuvo exenta de momentos amargos, ya que a pesar de triunfar sobre las tablas no consiguieron librarse de la desconfianza y el rechazo de muchas personas. Ellas mismas contaban con un deje de amargura que no las dejaban entrar en algunas tiendas, lo mismo sucedía en los bares. Por no hablar de la tristeza que sentían todas ellas pensando que habían dejado a sus hijos en la chabola, “yo aquí en una casa calentita y mis hijas en la chabola con el agua hasta la rodilla”, decía una de ellas.

El esfuerzo por integrarse de estas mujeres realmente me impresionó, tanto que al final del reportaje a duras penas pude contener las lágrimas, especialmente cuando supe que una de estas mujeres maravillosas había fallecido poco tiempo después. Ella ya no podrá subirse nunca más al escenario, ni escuchará los aplausos de un público entregado ante su actuación.

Desgraciadamente la vida de estas mujeres no ha cambiado, así el reportaje terminaba mostrando la cruda realidad de este grupo de actrices, obligadas a recoger chatarra con sus maridos para malvivir en su chabola de siempre.

La vida es muy hermosa, y está llena de oportunidades, pero no para todos, ¡que injusto!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario