domingo, 27 de noviembre de 2011

Lo que hoy sé de mí

Sé que hace mucho tiempo quería volar a otro lugar, mi ciudad se me hacía muy pequeña, sentía que aquí no había nada para mí.
Di muchos tumbos en mi vida, me equivoqué y tomé un montón de decisiones equivocadas, de las que me arrepiento, si bien ya no tienen remedio.
Hoy soy feliz con la vida que tengo, los golpes de la vida me han hecho quien soy ahora, y estoy muy orgullosa de todo lo que llevo luchado, y seguiré luchando porque no me pienso rendir.
Ahora que estoy de vuelta, ya sé que hay mucho para mí aquí, están mis buenos amigos del coro, mi familia y mucha más gente a la que quiero. Si he de volver a marcharme esta vez no será porque yo así lo quiera, sino porque la maldita crisis me obligue a ello, pero mientras tanto seguiré currando con uñas y dientes para no perder todo lo que tengo ahora, que llena mi vida y me hace feliz.

Después de mucho deambular por la vida, al final descubrí que todo lo que quería era una vida tranquila en un lugar tranquilo, donde la gente te mira a la cara cuando caminas, y te sonríen cuando les miras.
Mi gente es sencilla y amable, y no se rinden, luchan por lo que quieren, y yo no pienso ser menos, voy a dar todo lo que pueda de mí hasta lograr lo que quiero.
Yo no me rindo y no lo haré jamás

No hay comentarios:

Publicar un comentario