martes, 8 de julio de 2014

Paseando por el palacio de El Viso del Marqués

Estoy pasando unos días de vacaciones en Ciudad Real, donde residen una de mis hermanas y su marido. La verdad es que venir aquí es para mí siempre motivo de alegría, no solo por estar al lado de mi hermana, sino porque cada año descubro un lugar nuevo al que acudir, y que despierta mi imaginación. Este domingo el lugar al que acudí fue el Palacio de El Viso del Marqués, un lugar casi de sueño, de otra época en la que se ganaban batallas gracias al valor y la astucia.
El palacio fue mandado construir por don Álvaro de Bazán, Marqués de Calatrava, es un palacio de estilo renacentista que ha pasado por muchas vicisitudes a lo largo de su historia. El palacio hoy alberga parte del archivo de la Marina, si bien en otros tiempos llegó a ser utilizado como granero, lo que contribuyó a su deterioro. Además el palacio sufrió daños debido al terremoto de Lisboa en 1755. Quizá lo más destacado de este palacio sean sus pinturas, que narran la vida de don Álvaro a través de la mitología, están bastante bien conservadas, con algunas excepciones, como nos decía nuestro guía, palacios hay muchos pero con esos frescos en sus paredes ninguno. El palacio ha servido como escenario de numerosas películas que reflejan aquella época de intrigas palaciegas, de batallas siempre ganadas, en el que España era una gran potencia en cuyos confines nunca se ponía el sol. Dicen los lugareños que el marqués construyó un palacio en el Viso "porque pudo y porque quiso".
En  fin, podría contaros muchas más cosas de este magnífico lugar, pero al llegar a casa y encender el televisor vuelvo a escuchar las mismas noticias, siguen los desahucios, el paro siguen haciendo estragos. Ayer en la oficina de empleo las colas eran interminables, y yo me pregunto qué
Si pasáis por Ciudad Real no dejéis de visitar este palacio
realmente merece la pena
habremos hecho los españoles para merecer esto. Pienso en la figura imponente de don Álvaro, hombre de honor sin duda, con gran talento para la batalla, que escribió algunas de las mejores  páginas de nuestra historia. Hombre que además de amar la batalla supo apreciar la belleza del arte, como muestran las pinturas. Si  comparamos a nuestros políticos con esta gran figura, sin duda aquellos salen muy mal parados. Hombres como don Álvaro vivieron al servicio de su país, lucharon por él, muchos de ellos perdieron la vida por su causa. Desgraciadamente hoy en día todos parecen moverse por un único afán de lucrarse, la codicia y el engaño son sus mejores armas, lo importante es llenarse los bolsillos, y si me pillan digo que todo es mentira y aquí no ha pasado nada. Necesitamos hombres y mujeres cabales que antepongan sus deberes y el amor a su país y a sus ciudadanos por encima de todo. Que resuciten aquel espíritu de antaño, en el que nobleza y valor se combinaban, personas valientes que sepan y quieran luchar por un país lleno de gente honrada y trabajadora, que lleva demasiado tiempo sufriendo las consecuencias de la ineptitud y la codicia de sus gobernantes.

Y para terminar os dejo con el Cancionero de Montecassino, una joya de mediado del siglo XV que espero que os guste. La pieza que os dejo es Adoremus Te, me gusta especialmente y me gustaría que vosotros la disfrutaseis tanto como la disfruto yo.


























No hay comentarios:

Publicar un comentario