sábado, 7 de junio de 2014

Las intocables

Sé que llevo mucho tiempo sin escribir en el blog, he tenido un mes un poco complicado, ya que he tenido que compaginar la preparación de los exámenes finales con el trabajo. Sí chicos, me han llamado de una bolsa de empleo en la que estoy desde hace unos años, y tengo trabajo hasta finales de este mes, ¡cuánta gente firmaría por algo así!, ¿verdad?
El caso, es que mientras yo estudiaba y trabajaba con toda mi energía el mundo ha seguido girando, y como no, las desgracias, o mejor dicho las injusticias, no han cesado de repetirse.
Ya sabemos que India es un país en el que la mujer no es respetada, y a menudo sus derechos son vulnerados de manera flagrante. Es famoso el caso de que aquella joven estudiante violada y golpeada de manera inmisericorde por un grupo de asesinos (no creo que merezcan otro nombre) en el autobús. Fue un caso  que obtuvo gran repercusión internacional, gran parte de la sociedad India que se movilizó para pedir justicia. Sin embargo, dos años más tarde se ha vuelto a repetir la misma historia, y dos muchachas han sido violadas en grupo para después ser ahorcadas. Las imágenes de los cuerpos de las dos criaturas colgando de un árbol ha dado la vuelta al mundo. De nuevo se han vuelto a escuchar voces pidiendo justicia a gritos, y recordando que una vez más la policía no solo no hace nada al respecto, sino que incluso a veces consienten, y en el peor de los casos participan en la agresión. Como os podréis imaginar las imágenes me han sobrecogido, y me he puesto en el lugar de esas dos familias que han visto como sus hijas eran asesinadas después de ser violadas. Han visto sus cuerpos colgando de un árbol, mientras a nadie parecía importarle su sufrimiento, ¿por qué? Muy sencillo, porque las jóvenes pertenecían a la casta más baja: los intocables.
La India es un país que suele llamar mucho la atención, es habitual que muchas personas viajen allí para encontrar paz de espíritu y tranquilidad. Sin embargo, esa paz está lejos de ser real en muchos lugares. Las injusticias y las desigualdades son extremas, y muchas personas no tienen una vida digna, especialmente las mujeres. El sistema de castas de este país, es desde mi punto de vista fuente de desigualdad y discriminación. No me interpretéis mal, no estoy en contra de las tradiciones, yo creo que deben ser respetadas, ya que forman parte de la cultura de esas personas, pero estaréis de acuerdo conmigo en que las personas no deberían tener categorías.
En mis años en Inglaterra compartí fatigas laborales con  muchas personas de la India, son personas maravillosas, alegres, generosas, con un gran sentido del humor, y puedo presumir de que algunas de esas personas siguen siendo mis amigas. Pero ellas mismas reconocían que su vida era mucho mejor en Inglaterra que en la India. Desgraciadamente, el peso de las tradiciones a veces ahoga al eslabón más débil, que muchas veces y en muchos lugares es la mujer.

Quiero creer que llegará un día en el que los derechos de las mujeres serán respetados en todos los países del mundo. Y que no habrá necesidad de salir a la calle a gritar justicia, porque ninguna mujer volverá a ser colgada de un árbol. Las mujeres no somos objetos de los que se puede disponer con libertad, somos seres humanos, nacemos libres y somos dueñas de nuestros cuerpos, nadie tiene derecho a abusar de nosotras. Lo que ha sucedido en la India es un crimen aborrecible, y espero que al menos esta vez, sí se haga justicia.

En memoria de estas dos muchachas me gustaría compartir con todos vosotros un fragmento del Requiem de Verdi. El vídeo que quiero compartir con vosotros es parte de un concierto de Voces para la paz, un grupo de músicos solidarios, os invito a que visitéis su página, merece la pena.


4 comentarios:

  1. Hola. Las imágenes de estas niñas me han dejado...no hay palabras, y lo peor era ver a las personas alrededor del árbol con los cuerpos colgando como si nada, parecía que estaban en la Semana Negra esperando para subir a la noria.¡Qué horror por Dios!. Hace muchos años compré la biografía de Phoolan Devi en Oviedo, estábamos celebrando el santo de mi hijo, la vi y la compré, y ese mismo día, en el telediario dijeron que la habían matado a tiros. Ese verano fui incapaz de leerla, me daba mucha angustia pero cuando por fin lo hice me confirmó esas horribles cosas que ya sabemos de la India, las mujeres no son nada, y en las castas bajas aún menos. Casan a niñas con 11 años, las meten en cárceles terribles, no hay palabras. Si no has leído el libro te lo recomiendo, es duro, muy duro, pero te reafirma esta terrible realidad, que muchas veces nos olvidamos porque está lejos y no lo vemos a diario, de hecho no sale en los telediarios, solo de forma puntual como este último caso. Un besín y espero verte por mi blog, que también tengo muy abandonado. Por cierto, enhorabuena por el trabajo, es una noticia muy buena, aunque no sea por mucho tiempo todo es empezar. Un besín.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marigem:
    Pues la verdad es que no conocía a esa autora, me la apunto, ya te contaré, seguramente escribiré algo en el blog cuando la haya leído. Tienes totalmente razón, las mujeres sufren mucho en esos países, a mí me da la sensación de que la vida vale tan poco en esos lugares que ya ni se inmutan cuando pasan estas cosas, la violencia contra la mujer forma parte de sus vidas y lo ve casi como normal. Tienes razón, por desgracia estas cosas solo salen en el telediario de vez en cuando, parece que lo que sucede a las mujeres por allí no tiene la menor importancia.
    Muchas gracias por lo que me dices del trabajo, es una experiencia más en el currículo y eso en estos tiempos no tiene precio.
    Un besín

    ResponderEliminar
  3. Hola otra vez. Ya que veo que el tema puede interesarte Phoolan Devi no es realmente una autora, fue una niña de una de las subcastas más bajas de la ndia y la vendieron con 11 años a un hombre 20 años mayor que abusó de ella y le dio una vida horrible. Lamento haberte chafado el final, di por hecho que la conocías y te solté lo que le ocurre pero su vida es muy interesante, el libro en cuestión es una autobiografía que escribió con ayuda pues era analfabeta,pero aún así fue diputada y estuvo propuesta para el Nobel de la paz. Un besín.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Marigem, ahora mismo estoy buscando en google, claro que me interesa, esas son las mujeres que me inspiran y de las que me gusta hablar en el blog. No te preocupes, creo que en realidad no me has chafado nada, esas historias hay que leerlas para saber realmente de que van. Un beso muy fuerte y muchas gracias por la sugerencia.

    ResponderEliminar