martes, 15 de abril de 2014

La semana santa en Candás

Estos días estamos disfrutando de un tiempo maravilloso en Asturias, parece que este año la semana santa no quiere estar pasada por agua, y así estamos disfrutando de un tiempo maravilloso. Para muchas personas la semana santa es el momento en el que dan muestra de su fe en las numerosas procesiones que se dan cita en nuestro país. Como todos sabéis soy mitad candasina por parte de madre, y en estas fechas si hay algo que mi pueblo vive con verdadera emoción popular es la salve marinera.
El puerto de Candás, donde he vivido momentos preciosos

La salve marinera es una tradición de muchas generaciones, cuando yo era pequeña siempre iba acompañada de mis padres y mis abuelos a  escucharla. La portentosa voz de Rosaura nos dejaba a todos impresionados, hacía el solo como una verdadera profesional del Bel Canto. Y la pianista era Sara, admirada profesora de piano que falleció hace unos pocos años, después de muchos años enseñando con verdadera devoción en la escuela de música local. La salve es todo un acontecimiento en Candás, no importa si somos creyentes o no, todo el pueblo se reúne frente al ayuntamiento y allí escuchamos emocionados ese canto a la patrona de los pescadores, que en Candás es la virgen del Rosario.
Durante los últimos años solíamos ir a ver a mi abuela antes de ir a escuchar la salve, y después acudíamos todos juntos a la plaza. Ella se quedaba en casa porque ya estaba muy mayor, pero siempre preguntaba qué nos había parecido, si habíamos visto a alguien conocido,… Como ya sabéis mi abuela falleció el año pasado, así que el ritual será diferente este año, no pasaremos a ver a mi abuela. Será una fecha más para recordar y echar de menos a mis abuelos y esos otros seres queridos que ya no están entre nosotros. Escucharé la salve y miraré al cielo pensando que tal vez los abuelos estarán por ahí, en alguna estrella observándome y esperando que me acuerde de ellos.  Recordaré todas esas otras semanas santas que pasé en Candás en su compañía, disfrutando de su compañía, y haciendo alguna que otra trastada, o leyendo. Fue en Candás donde me acostumbré a devorar libros. Allí solía leer los tebeos que me dejaba el yerno de la tía Mirina, a la que ya he nombrado en otras ocasiones, y que yo siempre digo que es mi tercera abuela. Mi abuelo Agustín tenía muchos libros en casa ya que era un gran lector, y yo solía leer lo que fuera, aunque debo reconocer que los tebeos eran mis favoritos.
El domingo de pascua en Candás se celebra la procesión del reencuentro, a la que hace varios años que no asisto. Cuando era pequeña también era todo un acontecimiento familiar, con la banda música tocando mientras el pueblo canta emocionado.
Pasan los años, y los abuelos ya no están, yo ya me he hecho mayor, el próximo día 27 cumpliré cuarenta años, y sé que voy a echar mucho de menos a mis abuelos Agustín y Fermina. Pero también sé que su recuerdo me va acompañar mientras viva, y que quizá desde su cielo observan cada paso que doy. Se alegrarán cada vez que apruebe un examen, y el día en que por fin acabe la carrera se sentirán muy orgullosos de esta nieta que ha decidido no rendirse. Supongo que son sentimientos que todos sentimos a medida que nos vamos haciendo mayores y vamos perdiendo a nuestros seres queridos, después de todo ¿quién no echa de menos a sus abuelos?


Y como estamos en estas fechas he pensado que la pieza musical debería estar acorde con el tema de esta entrada, que no es otro que la semana santa. He pensado en los Responsorios de Tinieblas del gran compositor abulense Tomás Luis de Victoria. La salve marinera creo que es mucho más bonita en directo, así que os invito a todos a conocer ese precioso pueblo marinero del que tanto hablo siempre.


2 comentarios:

  1. A mí también me encanta la salve marinera. Tengo familia en Candás, y además mis suegros vivieron allí muchos años, así que he ido mucho. En mi casa nos gusta mucho ir a distintos sitios para conocer y aprender, así que he visto muchas procesiones de Semana Santa, y de Asturias mis preferidas son las de Candás y las de Villaviciosa, aunque las de Gijón me gustan por los buenos recuerdos que me traen. Me alegra pasar por aquí, últimamente no sé que me pasa que encuentro en la mayoría de la gente una falta de interés en la cultura que es para asustar, a veces me creo un bicho raro porque he llevado a mis hijos a museos(la mayoría de sus amigos solo conocen los que visitaron con el cole o instituto) y me doy cuenta de que con ir el fin de semana de sidrerías tienen bastante.¿Qué futuro les espera a mis hijos? Ellos que han ido a escolanías, que participaron en misas, óperas, conciertos, que disfrutan escuchando todo tipo de música, que van con frecuencia a obras de teatro, muchas veces de grupos desconocidos(ellos también estuvieron en un grupo de teatro) y veo que la gente solo va a las obras famosas tipo los miserables y no creo que sepan ni lo que es la ESAD, cuyo director, por cierto fue profe mío y que aún hoy en día me dice que hago bien en no seguir a las masas y hacer que mis hijos vea cosas educativas en vez de Hombres, mujeres y viceversa. Vaya rollo te solté, pero es que me cuesta encontrar gente que no sea superficial, y cuando la encuentro la abrumo, jeje. Feliz Semana Santa y un besito.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marigem:

    Yo creo que tus hijos tienen por delante un espléndido porvenir, porque serán chicos que no se conformarán con cualquier cosa, y van a luchar mucho por lo que quieren. A ellos no les van a engañar con facilidad porque saben distinguir perfectamente lo blanco de lo negro, tú ya me entiendes. Seguirán con su vida y sus obras de teatro, al igual que yo se deleitarán con los grandes, y mientras otras personas estarán languideciendo por falta de cultura ellos seguirán disfrutando de una vida rica y plena, ya lo verás. El mundo es de los que se instruyen y luchan por tener una vida mejor, no de los que se conforman con lo que sea. No te preocupes que no me abrumas. Yo también te deseo que tengas una muy feliz semana santa, aunque te tengo que confesar que ya tengo ganas de que pase para volver a estudiar de nuevo a tope, ya no me conoces, siempre pegada a mis libros. Besos

    ResponderEliminar