sábado, 8 de marzo de 2014

Feliz día internacional de la mujer

Hoy 8 de marzo celebramos el día internacional de la mujer, que debe servir para recordarnos de que aunque hemos avanzado mucho, todavía queda mucho por hacer. Han pasado muchos años desde que Mary Wollstonecraft escribiera su Vindication of the Rights of the Woman, por el que fue tan criticada y vilipendiada. Hoy ya nadie se cuestiona que las mujeres puedan participar en unos juegos olímpicos, y nuestro derecho al voto parece casi incuestionable, ¿pero es así realmente? Por desgracia no, aun existen muchos países en los que las mujeres no pueden votar ni conducir, son apartadas de la vida pública, y no tienen acceso a la educación. Por tanto un día como hoy debe servirnos para plantearnos cómo podemos hacer que estas diferencias desaparezcan para que así todas podamos celebrar de la misma manera este día sin miedo y con total libertad.
Yo no lo podría decir mejor que ella ;-)

Ya sabéis que mi vida cambió hace más o menos año y medio, exactamente el día en que decidí matricularme en la UNED para volver a estudiar, quizá la mejor decisión que he tomado en mucho tiempo. La carrera está siendo el revulsivo que me ha ayudado a salir de una situación en la que no veía salida. Día tras día me voy demostrando de lo que soy capaz, y siento que me estoy superando a mí misma con cada examen que consigo aprobar, y no es fácil, pero lo estoy consiguiendo. Esto me ha servido para darme cuenta de que la educación es la llave que me permite ser dueña de mi propia vida, y así el futuro que me aguarda se va aclarando poco a poco. Desafortunadamente muchas mujeres no tienen acceso a la educación, y en muchos lugares ser profesora de niñas es un ejercicio de riesgo, pero no debería ser así, ¿verdad?
Además muchas niñas son obligadas a casarse a muy temprana edad, casi siempre son casi vendidas por sus familias a hombres mucho mayores que ellas. De esta manera sus esperanzas e ilusiones son arrancadas de cuajo. Una de las cosas que decía Wollstonecraft, es que un matrimonio demasiado temprano impide el desarrollo educativo y emocional de la mujer, y en el caso de estas niñas es evidente que así es. Para otras autoras como Virginia Woolf el matrimonio es una suerte de negocio, y así es en muchos casos, ya que a veces las niñas son intercambiadas por una vaca, triste, ¿verdad?

Yo hoy me siento muy afortunada, tengo algunas de las mejores amigas con las que se puede contar, me gustaría poder nombraros a todas, pero claro, no puedo, así que si no lees tu nombre aquí te pido perdón y te ruego que te des también por felicitada. Me siento bendecida por tener en mi vida a mujeres tan valiosas como las chicas de Melsos, que tanto me tienen que aguantar, es bonito que ahora seamos coro de voces femeninas, aunque nos siga dirigiendo un hombre de tanta valía como Pablo, espero que sigamos muchos años cantando juntas bajo su batuta. Pero también estoy muy orgullosa de tener amigas tan valientes como Ana Belén, Elena, Afzalah, Patricia Macías, Silvia, Aida Suárez,  Aida Vic, Patricia Díaz, Eliana, Natalia, Jana,Virginia, Lidia, Laura Mateo, Emma, Rosa, Esther, María de Callejeando por el mundo, Marigem que siempre me lee y me comenta algo, eres un sol. En fin, tengo tantos nombres. Pero si hay dos personas muy importantes en mi vida son mis dos hermanas: María y Carolina, siempre hemos permanecido unidas, hemos compartida juntas momentos buenos y otros un poco más complicados, y si hemos tenido desavenencias al final hemos sabido superarlas y dejarlas atrás. Es ahora cuando me doy cuenta de lo importante que sois en mi vida, y aunque ahora mismo estamos separadas geográficamente, hemos conseguido seguir unidas gracias a la tecnología. Gracias por estar ahí chicas, ¿qué haría yo sin vosotras?

Este precioso cuadro está en la Tate Gallery de Londres
Y para terminar me gustaría compartir con vosotros una pieza musical muy hermosa, ya sabéis que una de esas voces que me acompañan en mis tardes de estudio es Lorena Mckennit, una mujer inteligente y creadora que rescata música celta tradicional. Una de las canciones que siempre me han gustado es The Lady of Shallot, pero nunca había reparado en su letra, y por supuesto no me había dado cuenta de lo que significaba. Basada en un poema de Tennyson esta canción es un canto por la libertad de una mujer encerrada en una torre obligada por una maldición, tan solo puede ver el mundo exterior a través de un espejo mientras teje sin parar. Un día decide mirar a Camelot, half sick of shadows, dice, enferma de vivir entre sombras, pero esa decisión resulta fatal, y al salir al mundo muere. Os invito a que escuchéis la canción de Mckennit y de paso os invito a conocer el poema, estoy segura de que os gustará. A todas vosotras que leéis esta entrada os dedico esta preciosa canción, feliz día de la mujer a todas.




4 comentarios:

  1. Holaaaa!!!! Qué acertado el poema, el cuadro y la música. Yo descubrí el poema a los 12 años, cuando vi una serie que me encanta, Anne Shirley y ella lo recitaba. Recuerdo que conseguí el libro en la biblioteca, en inglés, y con mis escasos conocimientos de entonces y el diccionario lo leí. Tiempo después lo leí y lo entendí mejor. El cuadro me encanta, mi hermana y yo adoramos a J. William, nos encanta así que cuando lo vi en vivo por primera vez a los 16 años me atrapó, es un cuadro con vida propia.Y la canción no la conocía, aunque sí a Lorena MKennit porque en casa nos encanta la música celta y mi marido tiene muchísima música de ese tipo. Un besín y feliz día, me alegra que veas las cosas de una forma tan positiva, eso es lo que más te ayuda a salir adelante.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marigem,

    Qué casualidad, yo adoro Ana de las tejas verdes, esa escena de la que hablas es buenísima. Además he leído todos los libros de la autora, que son preciosos. Lorena es genial, y el poema está muy bien adaptado. Este año estoy disfrutando mucho del curso con tanto autor maravilloso, y dentro de poco llega Jane Eyre, así que estoy encantada.
    Un beso muy fuerte, gracias por estar siempre ahí
    Noelia

    ResponderEliminar
  3. Yo también tengo los libros de Ana de las Tejas verdes. Y Jane Eyre ya ni te digo, feu el primer libro que leí en inglés, me lo regaló mi madre hace muchos años. Un besín.

    ResponderEliminar
  4. Preciosa historia, me emociona profundamente cuando leo que alguien encuentra su camino gracias a embarcarse en nuevos proyectos (en este caso, la escuela) Me emociona y también me anima.
    Saludos de una lectora más.

    ResponderEliminar