lunes, 25 de noviembre de 2013

Día Internacional por la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer

Hoy 25 de noviembre celebramos el día Internacional de la Eliminación de la violencia contra la mujer. Esta fecha se merece que nos paremos a reflexionar, ya que las cifras de la llamada violencia de género no dejan de aumentar cada día.

Sobran las palabras


Que las cifras de la llamada violencia de género son un escándalo son evidentes, casi todas las semanas escuchamos algún caso en las noticias. Desafortunadamente las generaciones más jóvenes también están siendo víctimas de este tipo de violencia. El Principado de Asturias, por poner un ejemplo, ha detectado ya casos de violencia de género en menores de catorce años, ¿no os parece una aberración?

Las mujeres hemos recorrido un largo camino a lo largo de la historia, hemos tenido que trabajar muy duro para alcanzar los derechos que ahora mismo disfrutamos. Afortunadamente hemos salido del ámbito doméstico, en el que estaban confinadas nuestras antepasadas, y hemos pasado a desarrollar oficios antaño reservados para los varones. Nos hemos hecho fuertes e independientes, sin embargo, como estamos viendo casi a diario en las noticias, todavía queda mucho camino por recorrer.

Nadie tiene derecho a decirnos como tenemos que vivir nuestras
vidas, pues estas son nuestras
Las amigas las escogemos nosotras, son personas con las que tenemos afinidad, y con las que compartimos gustos y aficiones. Están con nosotras en los buenos y en los malos momentos. Lo mismo sucede con la familia, están siempre a nuestro lado, nos dan la mano cuando tropezamos y nos ayudan a levantarnos si nos hemos caído. Por eso cuando tenemos una relación con otra persona, lo primero que debemos pensar es en quien ha estado a nuestro lado de manera incondicional desde siempre.
Si a tu pareja le cae mal esa amiga con la que has ido de marcha toda la vida, esa a la que conoces desde los tiempos de la escuela, o tal vez desde la facultad, si te prohíbe verla debes decirle que no. Pues tú eres dueña de tu vida y de tu destino, eres tú quien elige como debes vivir tu vida y con quien entras y sales.  No tienes que rendirle cuentas a nadie, así que tampoco debes permitir que “controle” tu teléfono móvil, la información que este contiene es privada y no le concierne a nadie más que a ti. Si te falta al respeto y menosprecia tus opiniones debes apartarte de él, no te quiere, tan solo eres un trofeo más de su colección, una más de sus propiedades.  Tú debes entender que no eres propiedad de nadie, eres un ser libre que tiene que hacerse respetar, y nadie tiene derecho a infravalorarte ni a menospreciarte.

Si te has sentido identificada de alguna manera con lo que acabas de leer, debes plantearte que quizá estés cometiendo un gran error, pero no te preocupes, estás a tiempo de solucionarlo. Rompe las cadenas que te atan a ese ser egoísta que lo único que pretende es adueñarse de tu vida y tus vivencias, que, como ya he dicho, solo te pertenecen a ti. Recuerda: El amor no es violencia.

Y para terminar he pensado que la pieza musical más adecuada para acompañar esta entrada es un réquiem, para recordar así a las víctimas de la violencia. Así que he decidido compartir con todos vosotros un fragmento del Réquiem de Verdi, ya que celebramos su bicentenario. He elegido una parte interpretada por por Angela Gheorghieu, una de las grandes voces de nuestro tiempo,  espero que os guste.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada