jueves, 10 de octubre de 2013

Relato musical de un gran día

Hoy es jueves diez de octubre, y por fin parece que el otoño se ha instalado en nuestras vidas, las hojas de los árboles cubren las aceras, y el sol que nos ha acompañado todos estos días ha dado paso a las nubes. Pero no importa, porque estos días en mi casa hemos vivido momentos de verdadera felicidad, especialmente mi hermana María, que después de muchos meses de espera por fin contrajo matrimonio con Oscar.
Podría deciros muchas cosas de ese día, que fue muy feliz, que el sol lució de manera espléndida, y que como no podía ser de otra manera la novia estaba radiante, y el novio aunque estaba nervioso, salió airoso de la situación. También podría deciros que disfruté mucho de la compañía de nuestros seres queridos, especialmente de aquellos a los que vemos menos, y aquí me gustaría mencionar a Cristina, prima de mi padre, con quien tuve una conversación muy agradable.
Por supuesto también hubo tiempo para echar de menos a los que no están, de esta manera el recuerdo de mi abuela y el de Ángela, tía del novio, estuvieron muy presentes. Por supuesto también hubo tiempo para echar de menos a otras personas que ya no están, o a aquellas que no pudieron venir por diferentes motivos.
Pero en definitiva fue un día muy feliz en el que, como dice mi amiga Anita, antigua compañera de fatigas corales, fue una celebración del amor de dos personas que se quieren. Estoy segura de que el pasado cinco de octubre será una fecha difícil de  olvidar, especialmente para la pareja protagonista, que sin duda vivió uno de los días más especiales de su vida.
Gracias también a mi amiga Adriana por estas preciosas
fofuchas de los novios

Pero si hubo algo que llamó la atención de todos los invitados fue la ceremonia, a la que pusimos la nota musical seis personas: Alba, Lucía, Ana, Mercedes, Cristina y una servidora. Las tres primeras se encargaron de la parte instrumental, con el piano, flauta y violín respectivamente, y las tres restantes nos encargamos de la parte vocal. Como os podréis imaginar Mercedes y Cristina son compañeras de mi coro Melsos.Hoy me gustaría dedicar este post a estas chicas que hicieron que ese día fuera más especial de lo que ya era, convirtiendo una ceremonia de boda que podría haber sido una más, en un acto lleno de belleza y esplendor. Tengo que daros las gracias a todas, a Alba por dejarnos ensayar a Lucía y a mí en su casa de Perlora, a Merce por estar siempre ahí, eres la mejor, toda una inspiración para mí, además de una fuente de consejos que no debo desestimar para nada ;-). Y a Cris por estar ahí, atreviéndose a venir a la ceremonia sin haber hecho ningún ensayo con las instrumentistas, ¡qué grande Cris!  A Lucía, que además de ser una gran flautista es mi prima, por sugerirnos esas piezas tan preciosas y por tu eterna sonrisa y tu cariño. Y a Ana por los ánimos y por esa sonrisa, además tengo que decirte que me gustó mucho el toque de violín en la ceremonia, porque resulta que el violín es uno de los instrumentos que más me gustan. Muchas gracias a todas por haber estado ahí ese día, por  haber hecho de ese día uno de los más bonitos de nuestras vidas, y por haber aguantado mis nervios y miedos, que no es poco precisamente.
Y si hay algo que me hizo sentir muy feliz fue ese Ave María que Mercedes decidió que debía cantar yo, estaba tan nerviosa que lo canté temblando, pero ahí estaba ella, mi  gran compañera para darme ánimos, siempre a mi lado, esas cosas no se olvidan Merce, eres una gran amiga.

Salió un poco movida, pero que bonita esta foto que me hizo Javier Almuzara que siempre está apoyando a las chicas de Melsos


Así que como os podréis imaginar en esta ocasión la parte musical la pongo yo, a ver qué os parece mi Ave María, sé que tengo mucho que aprender todavía, pero no me salió mal del todo, ¿verdad? Y como blogger no me deja adjuntar el vídeo os dejo un enlace para que visitéis la página de Facebook del coro, donde podéis escuchar el vídeo. Y ya si queréis seguir escuchando buena música os aconsejo que os paséis por la página de Música para tu boda en Asturias, que tan bien nos acompañaron ese día. 
Muchas gracias también a Elena por los vídeos y a Victor por llevarnos hasta Candás a Cris y a mí. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario