jueves, 18 de julio de 2013

¿Y qué talento tengo yo?

Hoy he leído un artículo muy interesante de Diego Martos, ¿Qué talento reconoces en ti?, entonces me he puesto a pensar, ¿qué talento tengo yo? En estos últimos días he oído tanto la frase “tú vales mucho”, que  a priori la respuesta parecería fácil, sin embargo, muchos años de esconderme en mi zona de confort hacen esta tarea mucho más difícil de lo que parece. Además, durante muchos años he escuchado a mi alrededor que yo valía poco, por lo que debía conformarme con lo poco que se me ofreciese.
Pero el curso pasado me ha servido para darme cuenta de que esto no es así, y he llegado a comprender que con esfuerzo y dedicación soy capaz de cualquier cosa, porque talento me sobra.

Soy una persona con una gran capacidad de sacrificio, lo que me llevó a estudiar día y noche para sacar todas las asignaturas del curso, y así ha sido. Además, soy muy responsable y tenaz, no me rindo y me esfuerzo para que el resultado de tanto sacrificio sea más que óptimo. Por si esto fuera poco soy una gran compañera, que comparto todo mi trabajo con mis amigos y compañeros, ya que me produce gran satisfacción colaborar en la medida de lo que pueda con todos ellos. Y tengo una gran capacidad de aprendizaje, lo que me ha servido para superar asignaturas con las que pensaba que no podía, y mirar por donde al final he podido con todas.
Así he llegado a la conclusión de que soy una gran compañera capaz de trabajar en equipo, colaboradora y entregada, que no deja ningún trabajo sin acabar y que soy capaz de dar lo mejor de mi misma en el trabajo. Me esfuerzo porque soy muy responsable, y puede desempeñar cualquier actividad que me proponga. Tengo un gran nivel de inglés, lo que me ha servido para superar con éxito tantas asignaturas, ya que uno de los ejercicios de examen fue una traducción, nada menos que de King Lear de Shakespeare. Algo en lo que también destaco es en la redacción de contenidos, este blog me está sirviendo para expresarme con eficacia, y mi expresión escrita ha ido mejorando a medida que avanzaba el curso en el que  tanto he aprendido. Soy capaz de escribir una historia en un momento, y aunque a veces parece una misión casi imposible, acabo por encontrar las palabras adecuadas para describir las emociones que deseo transmitir. Además tengo una gran imaginación, que utilizo para dar rienda suelta a mi creatividad.
Antes solía pensar que tenía mucho talento desperdiciado, ahora me doy cuenta de que no es así, porque estoy aprovechando todo ese talento para sacar adelante una carrera a mis treinta y nueve años, que no es fácil, pero está saliendo. Quien dijo que la capacidad cognitiva del ser humano disminuye con los años no me conocía a mi, ¿verdad?
Así que ahora cuando alguien me dice que debo aceptar cualquier trabajo porque yo no valgo más, puedo responder que no es así. Y cuando me preguntan cómo me veo en el futuro respondo que me veo escribiendo, y tal vez enseñando inglés a gente que ha decidido recuperar el tiempo perdido igual que yo, o escribiendo crítica literaria. Pero también me veo trabajando en una gran empresa, aportando tenacidad, responsabilidad, eficiencia y compañerismo, capacidad de sacrificio y entrega. Aprendiendo sin parar, y transmitiendo energía y entusiasmo por doquier, en definitiva, tengo mucho talento, ¿no os parece?


Gracias a Ana Carmen por compartir el artículo con todos nosotros, porque como ella dice el talento más preciado soy yo, y eso cada día lo tengo más claro. Gracias chicos de No quieroser portada de los lunes al sol por estar siempre ahí, porque tenemos mucho talento que no está despreciado, porque nosotros no dejamos que se desperdicie, ¿verdad?
Al final creo que mi mayor talento es saber comunicar y todo lo demás gira en torno a esta capacidad, ¿estáis de acuerdo?

Y para terminar me gustaría compartir con todos vosotros un vídeo musical, en esta ocasión la intérprete es Susan Graham, una gran voz a la que he descubierto gracias a Leyla Shan una compañera de la UNED de Las Palmas, que al igual que yo se embelesa ante la belleza de una buena pieza musical y canta también en un coro.


2 comentarios:

  1. Me ha encantado. Hace mucha falta que nos paremos a pensar en nuestros propios talentos, en lo que nos gusta, nos apasiona y hacemos realmente bien. Muchas veces se nos olvida escucharnos y decirnos lo que hacemos bien, y escuchamos a otros que no nos ayudan a darnos cuenta de lo bueno, si no de lo más negativo. Hay que huir de esto, con positividad y tesón podemos llegar donde deseemos. ¡¡¡Un abrazo muy fuerte!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Laura, tú eres una de esas personas que me está enseñando a valorarme y a ver lo bueno que hay en mí. Un beso muy fuerte y gracias por estar ahí ;-)

    ResponderEliminar