domingo, 17 de febrero de 2013

A mis compis de la UNED, y a Natalia nuestra tutora


Hoy me gustaría dedicarle esta entrada a mis compañeras de la UNED, en especial  a las que siempre andamos juntas, y a  nuestra tutora Natalia, que no si fuera por ella El Lenguaje  Humano (LH para nosotras), sería algo más que una pesadilla.

Todas hemos pasado estos días por momentos de nervios y  mucho agobio, ha sido muy duro, pero al final creo que ha merecido la pena, todas hemos puesto lo  mejor de nosotras mismas y hemos aprendido muchísimo. Ahora ya está todo hecho y solo nos queda esperar los resultados, que seguramente serán buenos, y si tenemos que vernos de nuevo en septiembre no pasa nada, lo importante es que hemos puesto la primera piedra de nuestro futuro.
Hemos permanecido unidas y nos hemos ayudado  las unas a las otras, hemos compartido libros, apuntes, e incluso algún que otro examen, que hemos tratado de resolver entre todas. Yo no sé vosotras, pero creo que  lo más bonito de todo es el compañerismo que ha surgido entre nosotras, y la amistad que ha ido surgiendo a lo largo de estos meses, que sin duda será muy duraradera.
Silvia, no te preocupes ya verás como al final apruebas todo con sobresaliente, con las ganas que tienes, no me cabe la menor duda. Noelia, no dejes que los de Telepizza te quiten tiempo para el estudio, es una broma, ya sabes que si necesitas algo aquí me tienes, ahora que si sigues pensando en quemar la UNED, mejor no te acompaño Aida muchas gracias por traernos siempre de vuelta a casa en el coche, y por el café del otro día, fue muy agradable tener una conversación contigo de tantas cosas que nos gustan a las dos. Y Lily, no te preocupes tanto por la nota de El Lenguaje Humano, yo creo que al final apruebas, y si resulta que al final no es así, siempre podemos hacer un grupo de estudio entre todas, así seguro que aprobamos y con nota.

Y por último la dedicatoria más especial es para Natalia, nuestra tutora del Lenguaje Humano, que ha convertido una asignatura complicada en algo apasionante, logrando así que se nos despierten el interés por la lingüística y las ganas de saber aun más. Me he pasado estos días buscando información en Internet al respecto, no creo que llegue a convertirme en una gran experta como tú, pero algo he aprendido y eso me llena de orgullo.
Pero sobre todo quiero darte las gracias por estar siempre ahí, por contestar nuestras dudas en cualquier momento, por las horas que inviertes con nosotras para que aprobemos esta asignatura, eres una gran profesora. Ojala yo hubiera tenido una persona como tú cerca hace veinte años, pero no la tuve, y mi vida se complicó un poquito. Pero como tú me dijiste aquel lunes en el despacho, “las heridas pican, y de vez en cuando hay que rascarse, pero ya, hay que seguir adelante”. Y eso es lo que estoy haciendo, siguiendo adelante, los exámenes han sido una prueba muy dura, pero seguro que dentro de unos años me sentiré orgullosa de la decisión que he tomado, y te diré que tenías razón, que la decisión que tomé fue la correcta.
Todo cuesta en esta vida, pero cuando se toma una decisión como la que he tomado, como la que hemos tomado, hay que afrontarla con decisión y determinación. Además es vocacional, como bien me decías aquel día, por lo que nuestro esfuerzo es además una satisfacción, porque no nos engañemos, leer a Shakespeare en su idioma es un lujo, difícil, sí, pero un lujo. Y quien dice Shakespeare, dice a Wyatt, a Sidney, a Elizabeth Bishop, y tantos otros autores que no habría descubierto de no ser por el grado. Y todavía nos queda lo mejor, el año que viene Literatura Victoriana, ¡que ganas tengo de enfrentarme a esa asignatura!.

Tú me has dicho que valgo mucho y que soy una valiente, al día siguiente me lo dijo otra persona, mi amiga Mercedes, compañera de fatigas corales. Estoy empezando a pensar que a lo mejor tenéis un  poquito de razón, así que a partir de ahora voy a dejar los nervios fuera y a centrarme en mis estudios, porque me gustan y sé que lo puedo hacer muy bien, solo tengo que creer que puedo hacerlo, para eso llevo meses esforzándome.

Un beso para todas vosotras, para las que he nombrado y para otras que no he nombrado, como Candela, o la chica que trabaja en El MUJA, que la vida te acaba de dar un golpe muy duro, así que si te hace falta algo, aquí nos tienes.  Y para todos los demás que al igual que nosotras estáis trabajando duro para sacar adelante El Grado en Estudios Ingleses en la UNED, o cualquier otra carrera, ya veréis como el esfuerzo merece la pena.

En esta ocasión la pieza de música está dedicada a Fanny  Hensel, otra gran mujer a la que no dejaron brillar en su día, una gran compositora, que merece un hueco entre los más grandes de la historia.



2 comentarios:

  1. Noelia me alegra que tanta gente te diga lo mucho que vales. Recuerda las veces que te lo han llegado a decir Lidia, Laura, compañer@s del grupo Parejas Orientadoras o yo misma.
    Créetelo de una vez.
    Y cómo decía Mary Mar, You're the One and Only.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Emma, eres un solete, tú también eres única, ¡qué haríamos sin ti!
    besos

    ResponderEliminar