jueves, 3 de enero de 2013

Mis propósitos de año nuevo


Parecer ser que mi entrada de ayer os ha parecido un poco negativa, al menos a algunos de vosotros, si bien no era esa mi intención, la verdad es que pretendía reírme un poco de mi misma, pero por lo visto me ha salido el tiro por la culata. Si es que verdad que se aleja un poco del carácter alegre y optimista de otras entradas, y tengo que admitir que sí estoy un poco enfadada, aunque no era eso lo que pretendía transmitir en mi entrada anterior.

Querida Lidia me pides que escriba cinco propósitos, y tengo que decirte que me resulta muy complicado, porque para ser sincera yo nunca he hecho ningún propósito al empezar un nuevo año, así que es una novedad, pero en fin, lo tendré que intentar.

Mi primer propósito es aprobar todos mis exámenes en febrero, así que me dispongo a estudiar como una posesa para que eso ocurra, que no sea por falta de estudio J

Después me propongo comer menos chocolate durante mis horas de estudio, algo que me va a costar, sobre todo con mi hermana María en casa, que no para de traer tabletas a casa, y así no hay quien se resista J
Bueno ya tenemos dos, ahora a ver que se me ocurre, no sé, no sé, ¡ya lo tengo!, prometo intentar no gritarle a nadie por el más mínimo motivo, ahora que si me provocan no respondo de mis actos, pero por lo menos lo intentaré.

El tercero podría ser aprender a decir que no a la gente sin sentirme mal por ello, lo que se llama asertividad, algo de lo que yo carezco completamente, y así me ha lucido el pelo. Así que uno de mis propósitos tiene que ser éste, pues he decidido que debo hacer lo que me haga feliz a mí, y los demás ya encontrarán su camino, así que a partir de ahora me voy a hacer respetar.

¡Y ya van cuatro!, y el último no se me ocurre, podría ser salir de las listas del paro, pero eso me temo que no está en mi mano, pero lo que si me propongo es poner todo de mi parte para que se haga realidad, eso sí, sin dejar mis estudios de lado que tan feliz me están haciendo.

En fin, lamento mucho que el post de ayer os haya resultado un poco negativo, quizá a alguien le sonó hasta resentido, pero de verdad que no era esa mi intención. 

Empecé mi nueva etapa en la UNED con mucho entusiasmo, y aunque sabía que no todo el mundo lo iba a comprender si que esperaba un poco más de comprensión, por desgracia no todo el mundo lo ha visto como yo lo veía. Pero lo que sí que no esperaba era tanta oposición, algo que me ha molestado profundamente. Durante muchos años he tenido que aguantar que todas mis decisiones hayan sido juzgadas y cuestionadas por los demás, y ahora he decidido que debo hacerme valer, y voy a poner todo de mi parte para que me respeten. Y éste quizá deba ser el mayor de mis propósitos este año: que me respeten, no es mucho pedir, ¿verdad?


Y bueno como hay que empezar el año con buen pie os propongo como pieza musical O holly night, interpretada por los chicos del coro del Kings College de Cambrigde, una maravilla, espero que os guste.


1 comentario:

  1. Pero Noelia de mi vida!!

    Es que te leo y me veo a mi misma, asertividad, je, je un poco lejano, si.

    Te voy a contar un secreto... ¿Sabes que libro le pedía a los Reyes este año? El "Manual de la Perfecta Cabrona" de Elizabeth Hits, si y me lo trajeron... Es muy ligero pero interesante.

    Y lo hay en versión curro, casi que lo llevo en el bolso todos los días. Básicamente se trata de conectar con tu cabrona interior y decir ¡hasta aquí llegamos!

    Familia, pareja,cajera del super, vendedor de móviles ¡se acabo! Ahora hablo yo...

    ¿Fácil? En absoluto, va contra nuestra naturaleza, es obvio, pero aveces una pose puede ayudarte mucho ;) (aunque por dentro digas, "jo! que mal me he portado...", te sientas morir y vayas a pedir una disculpa, hacerlo o no ya es una cosa que no controlamos, depende de lo que te haga sentir menos mal, que no es lo mismo que mejor)

    Un saludo!!

    ResponderEliminar