lunes, 26 de noviembre de 2012

Aprendiendo a valorarme


Esta mañana he reparado en algo que escribió una compañera del grupo Parejas orientadoras para la búsqueda de empleo, y que me ha llamado poderosamente la atención.
Rosa, que así se llama la compañera ha dicho alto y claro que no somos una fecha, por supuesto se refiere a la de nacimiento, después ha añadido que cualquier edad es mala a la hora de buscar un trabajo. Si tienes pocos años dirán que no tienes suficiente experiencia, si tienes más de treinta dirán que ya eres mayor, luego que si tienes hijos, que si los querrás tener, en fin, todo son impedimentos.

El caso es que como bien dice Rosa, hay que seguir buscando sin rendirse, porque en algún lugar habrá alguien a quien solo le preocupe que sepamos desempeñar un trabajo, sin tener en cuenta nuestra edad y demás pamplinas. Así que tenemos que seguir esforzándonos en demostrar lo mucho que valemos, sin tirar la toalla, porque si lo hacemos le estaremos dando la razón a quien no ha querido confiar en nosotros.

Así que yo os digo, no importa las veces que te hayan dejado atrás en un proceso de selección, los reclutadores a veces se equivocan, es necesario no perder nuestro optimismo y seguir formándonos. Así el día que alguien nos de una oportunidad demostraremos de lo que somos capaces, y dejaremos así en evidencia a quien primero no nos tomó en cuenta, ¡menuda joya habrán dejado escapar!

En mis años en Londres trabajé muy duro, y como yo muchos compatriotas, nos dejábamos la piel en nuestros respectivos trabajos, y hoy tengo el orgullo de saber que tanto mis compañeros como mis antiguos jefes todavía me recuerdan y me añoran.
En especial sé que fui muy bien valorada por Julie, mi jefa en el café de Accentûre,  que no dudó en escribirme una carta de recomendación en la que me ponía por las nubes, esa carta es mi orgullo. Además sigo teniendo contacto con muchos de mis compañeros, así que si algún día me canso de esta España ingrata, que no reconoce el talento de los suyos, sé donde tendré siempre las puertas abiertas.

A los demás os digo lo mismo, no dejéis que nadie os arrebate las ganas de seguir adelante, vuelvo a decir lo mismo, a veces quien hace una selección de personal se equivoca. Todos hemos estado en empresas donde había alguien que habiendo pasado todas las entrevistas o era un negado, o simplemente no le apetecía trabajar, pasándole su carga de trabajo a los demás, así que no os desaniméis, ya llegará vuestro momento.
Como bien dice Rosa, valoraos, porque nadie lo va a hacer por vosotros, si alguien pone de manifiesto que en vuestro currículum falta algo, respondedle con todos aquellos logros que hayáis conquistado en vuestra trayectoria profesional, a lo mejor hasta se le suben  los colores.
Y ya sabéis, en el paro no significa estar parado, al menos yo me lo tomo así, seguro que alguna que otra persona que me ha entrevistado no podría con Ejes de la Literatura, ni con el Comentario de Texto en Lengua inglesa. Pues yo puedo con eso y más y vosotros también, que nadie os haga perder la sonrisa y la esperanza, que valéis mucho, estoy segura. Ya sabéis lo que dicen, el futuro es un libro en blanco y yo escribo las páginas.

Hoy me apetece dejaros con algo distinto, me encanta la música, la ópera, eso siempre lo he dejado claro, pero hoy me gustaría compartir con vosotros otra de mis grandes pasiones, el patinaje sobre hielo. Mi pareja favorita ahora mismo son Natalie Pechalat y Fabian Bourzat, actuales campeones de Europa, que hace un par de temporadas hacían una danza original preciosa con el famoso Tema de Lara de la banda sonora del Doctor Zhivago, una de mis  películas favoritas.



4 comentarios:

  1. Hola, tienes toda la razón, a veces no ser seleccionado no es necesariamente que no seamos aptos para ese trabajo, laspersonaspuedenequivocarse. Conuna mentalidadpositiva se sale, estoy segura. A mí también me gusta el patinaje, y aunque no lo veo siempre recuerda esta actuación, no sé si por lamúsica o porqué, pero me acuerdo. Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí Marigem,son seres humanos igual que nosotros y también pueden cometer errores, hay gente que puede ser muy hábil en una entrevista, pero luego a lo mejor a la hora de trabajar se desinfla, y por el contrario, a algunas personas se les dan mal las entrevistas, porque se ponen nerviosos, o por mil razones, que resulta que son grandes profesionales. El patinaje es de esas cosas que me llevan acompañando muchos años, la cantidad de parejas que habré visto triunfar, es otra de mis grandes pasiones. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto mejor título no podría tener tu blog, ojalá todo el mundo se detuviese a escuchar todo lo que su voz le dice pues en si mismos somos joyas, nuestro valor lo determinamos nosotros mismos, hasta que no hagamos ese trabajo bien hecho, no lo obtendremos de fuera. Nuestra felicidad comienza dentro de nosotros mismos, es bueno ser buscadores en nuestro interior porque eso nos ayuda a crecer y progresar. El contenido es muy interesante y gracias por descubrirme a Fanny Hensel, una delicia. Felicitaciones por tu trabajo Noelia.

      Un

      Eliminar
  3. El patinaje es una disciplina que siempre me ha llamado la atención, cuando se ve la ejecución de los ejercicios parece fácil todo fluye, pero ahí no vemos las caídas, las lesiones, los continuos entrenamientos, aprender nuevos ejercicios que no salen a la primera y que hay que insistir. Llegan los campeonatos y no ganan, entonces... ¿quiere decir que no sirven para patinar?, ni mucho menos habrá que mejorar la formación, hacer ejercicios nuevos.. pero no rendirse. Ponerse una meta clara ayuda alcanzarla el tiempo que tardemos en lograrla, el lugar y el medio no lo sabremos en el presente pero tener una sonrisa ante la adversidad nos hará llegar a buen puerto y nos hará levantarnos una y mil veces hasta que llegue nuestro momento, que ... llegará!!. Un beso, sonrisas y rosas.

    ResponderEliminar