martes, 20 de noviembre de 2012

Eligiendo el camino del optimismo


Esta mañana mientras echaba un vistazo en Linkedin, he reparado en un artículo de Laura Mateo que me ha parecido muy oportuno mencionaros, se titula “¿Eliges el camino del optimismo o del pesimismo?

El título ya nos da que pensar, ¿verdad?, Laura dice entre otras cosas muy interesantes que no podemos controlar las circunstancias en las que nos toca vivir, pero sí cómo nos enfrentamos a ella. No puedo estar más de acuerdo con ella, es muy fácil dejarse llevar por los malos augurios y caer en un pozo sin fondo del que es muy difícil salir, lo difícil es seguir manteniendo la sonrisa y elegir el camino de la ilusión y el optimismo.

Laura estuvo hace un año en búsqueda activa de empleo, pero en lugar de dejarse caer decidió afrontar esa situación como un período de cambio que le permitió llegar a donde realmente quería estar, y le salió bien, bravo por ella. Su ejemplo nos sirve a todos por los que estamos en situación de búsqueda activa de empleo, no hay que rendirse, hay que seguir creciendo formándonos, pero sobre todo hay que seguir creyendo que esto es una etapa pasajera y pasará, como todo.

Entonces me he puesto a reflexionar, no hace tanto tiempo yo estaba en esa situación de pesimismo, no veía la luz al final del túnel, y desde luego no encontraba la salida por ningún lado. Sin embargo hoy, y eso se lo tengo que agradecer también a Laura y a Lidia Llop me encuentro mucho mejor, vuelvo a creer en mi misma y por fin estoy enfrentándome a mi situación personal con optimismo renovado. De nuevo vuelvo a creer en mí, en mi valía, y estoy segura que más tarde o más temprano algo surgirá.

También me doy cuenta que mi trabajo anterior no me llenaba, no era lo que yo quería hacer con mi vida, trabajando un montón de horas, sin apenas descansos, con un sueldo que no daba para nada, pero lo peor de todo era lo infravalorada que me sentía. Así el momento que estoy viviendo ahora me sirve para hacer lo que realmente quiero, el Grado de Estudios Ingleses asusta un poco de primeras, pero es algo que me encanta, y sé que a la larga me traerá muchas alegrías.

Ayer mismo hablaba con la profesora del área de literatura y le contaba lo mucho que me han gustado siempre los libros, de mis años en Londres, hasta de cuando fui a visitar la tumba de Shakespeare, genio entre los genios. Si estuviera trabajando en aquel sitio no tendría tiempo para estudiar de nuevo, ni siquiera podría ir a las tutorías, así que como bien dicen no hay que por bien no venga.

Es verdad que vivimos tiempos muy revueltos, que no se sabe muy bien en qué acabará todo esto, pero yo hoy me siento feliz haciendo lo que hago, me siento útil y realizada. No me voy a engañar, claro que me gustaría tener un puesto de trabajo, pero mientras llega y no llega, no me voy a pasar el tiempo llorando, voy a disfrutar del tiempo que tengo y lo voy a aprovechar al máximo. El sol sigue saliendo cada mañana, y yo me pienso seguir levantando todos los días con la sonrisa puesta, no voy a dejar que me la arrebate nadie, ni siquiera la dichosa encuesta de Población activa.

Así que ya lo sabéis, elegid siempre el camino del optimismo, el otro no nos llevará a ningún lado.

Si queréis leer el artículo de Laura echad un vistazo al siguiente enlace, os aseguro que merece la pena.

Y como no podía ser de otra manera os dejo con un vídeo musical, Anna Netrebko interpretando Il bacio, una hermosa pieza, que resulta además muy refrescante y alegre, ¿no os parece?



  

2 comentarios:

  1. Hola Noelia:

    Muchas gracias por nombrarme en tu post. Me encanta que te haya servido mi artículo, al final una los escribe para eso y no hay mayor alegría que poder ayudar un poquito en este día a día que a veces se hace tan difícil.
    Enhorabuena por haber elegido el camino del optimismo y por lo bien que lo estás haciendo. Estoy segura que hay muchas oportunidades que te están esperando. Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti Laura, tu artículo es muy positivo e inspirador, yo también escribo pensando que tal vez pueda a ayudar a alguien con mi experiencia. He decidido dejar atrás las tristezas y centrarme en el día a día, como tú dices seguro que hay un montón de oportunidades esperándome.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar